Impulsan la proveeduría automotriz en Guanajuato

Archivo/Eleconomista.mx

Convocarán a 25 tractoras y 650 pymes del sector para concretar citas de negocios

Guanajuato recibirá 3,000 millones de dólares de inversión extranjera en los próximos dos años alrededor de la industria automotriz conformada por Honda, Mazda, Volkswagen y General Motors; sin embargo, la región Bajío se enfrenta a la falta de proveeduría nacional y de las pocas empresas que existen, 90% es extranjera, lamentaron los industriales de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra).

Juan Carlos Rojas, presidente de Canacintra Celaya, dijo que a la fecha se han instalado 142 empresas de proveeduría automotriz y se espera la llegada de otras 40 para los próximos dos años, lo que generará la demanda no sólo de proveedoras de este sector, sino de diversos servicios de alimentación, hospedaje, maquinaria, entre otros, hasta el desarrollo de nuevas industrias.

En conferencia de prensa, el empresario anunció el tercer encuentro de proveedoras del sector automotriz de la región del Bajío, llamado Sapuraiya, en honor a la inversión japonesa, la cual busca el impulso de las pequeñas y medianas empresas (pymes) nacionales.

Se convocará a por lo menos 25 empresas tractoras y 650 pymes para concretar al menos 1,000 citas de negocios, ya que urge desarrollar proveeduría nacional.

De acuerdo con datos de la Industria Nacional de Autopartes (INA), México se enfrenta a una oportunidad histórica de sustituir importaciones con proveeduría nacional, equivalente a 35,000 millones de dólares.

El plan completo

La Secretaría de Desarrollo Económico del estado de Guanajuato cuenta con un programa estratégico de la industria automotriz, el cual plantea convertir a México en uno de los tres lugares preferidos mundialmente para la manufactura de vehículos, partes y componentes, refirió Eugenio Paci, presidente del sector automotriz de Canacintra nacional.

El también miembro de la empresa International informó que el gobierno del estado apoya a las empresas pequeñas para que se instalen en el corredor industrial de las automotrices, cuyos incentivos van desde la condonación de la renta en el primer año de operación, el segundo con 25%, y así sucesivamente; además de capacitar a trabajadores y absorber de uno a dos salarios para su pago.

[email protected]

CRÉDITO: 
Lilia González, El Economista