Factura digital, indispensable para competir

Alfredo Solís y José Luis Guzmán

Las firmas deben ver la facturación digital como un valor agregado y una herramienta de competitividad.

En mercados donde se compite globalmente, las firmas deben ver la facturación digital como un valor agregado y una herramienta de competitividad, no sólo como disposición fiscal, por lo cual deben enfrentar los retos para su implementación, comentó José Luis Guzmán, director de administración y finanzas de Yamaha de México.

Agregó que la factura electrónica es una realidad de la cual una firma no se debe substraer, sino todo lo contrario, debe verla como una área de oportunidad que atraerá cambios y nuevas oportunidades de negocio, esto dentro del Foro de Factura Electrónica, organizado por El Economista, en Toluca, Estado de México,

“Una compañía al competir globalmente debe volverse más competitiva cada vez, y alinear los procesos a los objetivos que buscan los proveedores, de otro manera será muy difícil llevar una relación exitosa de negocios”, destacó.

Sostuvo que una de las resistencias que se tiene, para la adopción de factura digital es el miedo al cambio y la falta de compromiso.

“Identificamos al factura de manera digital que nuestros proveedores tenian miedo a migrar a este esquema, por otro, lado había empresas que se sentían muy cómodas en esquemas anteriores y no quería hacer cambios, aunque fueran benéficos”, destacó.

Por su parte, José Alfredo Solís Córdova, gerente de desarrollo de EdenRed explicó que al implementar la factura electrónica significó cambios, tanto internos como con la relación de sus proveedores, pero es parte de la mejora continua.

“Nos vimos en la necesidad de cambiar varios procesos internos para poder implementar bien este sistema digital, hubo un cambio de mentalidad en el trabajo, procesos internos y relación comercial, puesto que había desconfianza en documentos electrónicos”, detalló.

Explicó que debe de haber un proceso de adopción cultural, para generar posteriormente un sistema muy maduro que ofrezca resultados concretos.

“Es necesario una amplia comunicación interna, convencer a los colaboradores para este cambio, campañas con proveedores para las formas de trabajar, pedir retroalimentación de colaboradores, clientes y proveedores”, indicó.

[email protected]nomista.com.mx

CRÉDITO: 
Alberto Moreno