Impulsarán el talento artesanal chiapaneco

Foto: Cortesía

Estudiantes del Tec de Monterrey ayudarán a 500 mujeres del estado

Con el propósito de impulsar el desarrollo económico y social de los municipios de Chenalhó y Pantelhó en el Estado de Chiapas, el Tecnológico de Monterrey, la Fundación del Empresariado en México A.C. (FUNDEMEX), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Fundación W.K. Kellogg y el Nacional Monte de Piedad trabajaran coordinados para desarrollar una Unidad Multidisciplinaria de Servicios Empresariales.

En entrevista para El Economista, Pablo Ramírez, director de Desarrollo Social del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, explicó que mediante la aplicación de la Metodología de Innovación para el Desarrollo Equitativo (IDEQ), buscarán que los alumnos proporcionen servicios administrativos, de comercialización, asesorías de producción y vinculación con organismos de financiamiento; acciones que beneficiarán alrededor de 500 artesanas chiapanecas.

“El objetivo es incrementar los ingresos de los artesanos y que la demanda laboral sea de su disponibilidad de tiempo, que sus productos tengan un precio justo además de recibir un trato digno”, afirmó Mario López Espinosa, creador de la metodología

El proyecto está conformado por una sociedad cooperativa de artesanas y productoras de las comunidades indígenas de Chiapas, en cooperación con estudiantes, los cuales buscan hacer que sus productos artesanales, penetren en mercados nacionales con mayor poder adquisitivo como el Distrito Federal, Monterrey o Guadalajara, además en países como Canadá y Estados Unidos.

“La metodología de IDEQ se desarrolló en las Naciones Unidas dentro de la Organización Internacional del Trabajo y trata de combinar y formar complejos productivos binacionales para operar en una relación estratégica de cooperación entre productores de bajos recursos en comunidades rezagadas, pero con gran talento creativo y jóvenes universitarios, los cuales crearon una unidad interdisciplinaria de servicios empresariales”, finalizó López Espinosa.

Esta iniciativa está abierta para cualquier persona que desee participar en ella, logrando obtener 25% de los dividendos que se generen en el negocio.

Este proyecto es un concepto moderno de empresa que se basará en la movilidad, pues busca a los posibles emprendedores artesanales con la intención de promover el talento mexicano a nivel mundial y a su vez, lograr capitalizar todas las experiencias posibles.

CRÉDITO: 
Alejandro Badillo, El Economista