Impuestos “quiebran” a 30,000 tienditas

Foto EE: Archivo

Unas 30,000 tiendas de abarrotes y misceláneas de todo el país dejaron de operar en el 2014, debido a las nuevas reglas tributarias y a la inseguridad que afecta a estados como Guerrero, Oaxaca y Michoacán, donde cuatro de cada 10 comercios que han cerrado pertenecen a esas entidades, aseguró la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

Su presidente, Cuauhtémoc Rivera, aseguró que el cambio de Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) al de Incorporación Fiscal (RIF), provocó el cierre de comercios, por lo que se perdieron además 56,000 fuentes de empleo, por lo que hizo un llamado a mantener el anterior régimen fiscal.

Según cifras de las ANPEC, en México existen un millón de “tienditas” que generan dos millones de autoempleos, las cuales han visto caer sus ventas 8% en promedio debido a las políticas tributarias, como el impuesto a botanas y refrescos; y a la falta de gobernabilidad en varios estados, donde se ven forzados a pagar “derecho de piso” a la delincuencia organizada.

Datos de ese organismo indica que 69% de los propietarios de tienditas son jefes de familia con una dependencia económica de tres personas en promedio; 54% tiene el grado escolar de secundaria y 40% de preparatoria o universidad. El 87.4% vive exclusivamente de su negocio, del que obtiene una utilidad mensual promedio de 8,000 a 9,500 pesos.

Cuauhtémoc Rivera pidió a la autoridad hacendaria que haya más ventanillas para tributar y no sólo la federal; que cambie la contabilidad electrónica ya que resulta complicada y onerosa para los pequeños comerciantes, devolver la confianza a declarante y que lo haga de acuerdo a su realidad contable.

PEGAN LOS IMPUESTOS

En una encuesta realizada por la ANPEC, en la que no se precisó la muestra, 38% de empresarios consultados dijeron que los impuestos aplicados a refrescos, bebidas energizantes; a las gasolinas (31%) y a dulces y chocolates (16%), son los que afectan más a su negocio.

Y es que, los refrescos, las botanas, los abarrotes, lácteos y derivados, cigarros y cerveza, todos gravados con el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), representan 71% de las ventas de los pequeños comercios.

En 2014, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) recaudó 124,116 millones de pesos por concepto de IEPS, un incremento de 51.7% respecto al 2013. Tan sólo por los llamados “alimentos chatarra” se recaudaron 13,284.5 millones de pesos, 137% más de lo programado en la Ley de Ingresos, y la autoridad tributaria prevé un nivel similar en 2015.

Corrección. Se corrige el error ortográfico. Gracias a nuestros lectores por la observación.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario