Impuestos pegan al ingreso de mujeres

En México, la mayor carga impositiva que pagan las mujeres es el IVA. Foto: elempresario.mx

En México la mayor carga impositiva que pagan las mujeres es en IVA, afirma Lucía Pérez, coordinadora del área de Presupuesto de la organización Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia AC.

En México la mayor carga impositiva que pagan las mujeres es en IVA, además subsidian a la economía con el trabajo no remunerado, afirma Lucía Pérez Fragoso, coordinadora del área de Presupuesto de la organización Equidad de Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia AC.

Entrevistada por El Economista para hablar sobre los impuestos desde la perspectiva de género, indica que 5 millones de mujeres que ganan por arriba de tres salarios mínimos (unos 5,200 pesos al mes) están también contribuyendo con la recaudación de los impuestos directos, el ISR y IETU. Es decir 28% de la Población Económicamente Activa (PEA) femenina, tomando en cuenta la Encuesta Ingreso-Gasto de los Hogares.

Si clasificamos los hogares mexicanos por generación de ingresos, encontramos que en 25% de éstos las mujeres son quienes aportan la mayor parte de los ingresos (mas de 60%), refiere la investigadora.

“En esos hogares son las mujeres quienes pagan la parte más grande de sus ingresos en impuestos indirectos”, establece la especialista.

Hizo ver que cuando ellas deciden sobre el gasto compran productos que están gravados con el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Entre los bienes que tiene IVA gastan en primer lugar en enseres domésticos y luego en los productos para el hogar.

Subsidio en especie
Pero destacó que el patrón de gasto por quintiles de ingreso es muy parecido. Se gasta casi igual en los hogares donde las mujeres, los hombres y en ambos son los perceptores de ingresos. La diferenciación es mayor entre hogares con ingresos diferentes.

De ahí que propone que paguen más impuestos directos las personas que tienen mayores posibilidades.

También entre los impuestos indirectos se puede gravar con una tasa más alta los bienes de lujo que son adquiridos por las mujeres y hombres de más capacidad de ingresos.

Las que pagan los gravámenes directos son quienes perciben más de tres salarios mínimos; ya que por la segmentación del trabajo la mayor parte de las mujeres que laboran fuera del hogar se dedican a áreas que tienen que ver con servicios y son mal pagadas.

Lucía Pérez Fragoso considera que a lo anterior se suma la carga del nuevo Empuesto Empresarial a Tasa Única, cuya tasa de 17.5% es igual tanto para personas físicas como para empresas.

La desventaja es que frente al ISR tienen menos deducciones en los insumos más elementales para trabajar.

Por otro lado refirió que la contribución de las mujeres mexicanas a la economía, es en horas de trabajo no remunerado que dedican a la limpieza y mantenimiento del hogar así como al cuidado de hijos, hijas y familiares, dichas horas son más en comparación a las que se emplean en la industria manufacturera.

“Es un subsidio en especie que dan las mujeres para que la economía se mueva. Sin él la economía no funciona. Debería estar reconocido en el PIB”, manifestó.
[email protected]

CRÉDITO: 
Leonor Flores