Artesanía de plata afectada por importaciones chinas

Archivo/Eleconomista.mx

En los últimos 12 años, 50% de los talleres de Taxco han cerrado

Las importaciones de platería china, la huelga desde hace cinco años en la mina de Taxco de Alarcón (propiedad de Grupo México) y la poca disposición de arreglar estos problemas por parte de los gobiernos estatal y federal tienen a la artesanía en plata del municipio al borde del colapso.

De acuerdo con Jaime Mateos, director de artesanías de Taxco, desde finales del 2011, las importaciones de “artesanías” chinas de plata que se venden en los mercados de este pueblo minero aumentaron entre 70 y 80%, debido a la desaparición en diciembre pasado de la coraza arancelaria a las importaciones chinas por parte de la Secretaría de Economía (SE).

Comenta que la venta de productos chinos y de origen asiático ya se venía dando con regularidad en Taxco debido a la diferencia en precios contra la orfebrería realizada en el municipio, ya que una pieza importada puede ser hasta 50% más barata.

La ironía, reflexiona, es que el turista que está visitando Taxco para consumir la plata y arte guerrerenses, muy probablemente acabe llevándose una pieza china de baja calidad y con altos niveles de cobre en su manufactura.

Talleres, paralizados

Añade que, además de las importaciones, la baja demanda de orfebrería de Taxco y la poca rentabilidad del negocio tienen paralizado a este oficio que emplea a al menos 8,000 personas en el municipio, según datos de la asociación de Talleres Plateros Unidos de Taxco.

El funcionario detalla que a principios del 2000 se contabilizaban 8,000 talleres en la localidad. Ahora sobreviven poco menos de la mitad.

Añade que si bien se han destinado recursos de soporte (3 millones de pesos desde mediados del 2011) mediante créditos o apoyos a fondo perdido por parte de la Federación y el estado, y se ha buscado llevar a los artesanos a otros estados para ofrecer sus productos, no hay dinero que alcance para el tamaño del problema.

La crisis que no termina

Alberto Villanueva, secretario general de Talleres Plateros Unidos de Taxco (asociación que agremia aproximadamente a 50% de los talleres del municipio), asegura que aquellos que tuvieron que cerrar sus negocios se dedican ahora al trabajo del cobre y el latón, la carpintería, la albañilería o emigraron a Estados Unidos.

Añade que trabajar la plata en Taxco no es redituable, ya que 1 kilogramo les cuesta alrededor de 13,000 pesos, mientras que en el trato con los comerciantes pueden ganarle, cuando bien les va, 800 pesos, pero sin incluir el gasto que hacen ellos en equipo y herramientas.

Necesitan mayoristas

Comenta que las ventas en su taller han disminuido 80% en los últimos cinco años, mientras que sus compañeros andan en la misma situación.

“Lo que necesita Taxco son pedidos de mayoristas. Sobrevivimos de trabajitos y pedidos chicos (…) pero en lo que necesitamos que nos ayude el gobierno es en que traigan a mayoristas. Está muy fuerte la crisis acá en Taxco, ya sólo vivimos del recuerdo”, reclama.

[email protected]

CRÉDITO: 
Erick Ramírez