Hoteles dejan de percibir 25 millones de pesos tras sismo

Foto: Cuartoscuro

La cancelación de reservaciones y eventos especiales en hoteles de la Ciudad de México, debido al terremoto de este martes, ocasiona pérdidas estimadas en 25 millones de pesos por día, debido a que el factor de ocupación pasó de 66 a 25%, aunque el fin de semana podría bajar hasta 10%, estimó Rafael García.

El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM) explicó que de los 300 hoteles con calidad turística que hay en la capital, seis tuvieron que ser evacuados para revisar su estructura (entre ellos Le Méridien, ubicado en Paseo de la Reforma) con personal especializado, y en 15 se registraron daños menores.

“Lamentamos lo que ocurrió y nos solidarizamos con los afectados. Afortunadamente la infraestructura hotelera se encuentra de pie, lo que no ha evitado cancelaciones masivas para esta y la siguiente semana. Entendemos que es algo lógico que la gente no quiera estar en la ciudad por lo que ocurrió”, comentó.

Para hacer frente al impacto económico que se ha generado entre sus afiliados (unos 230 hoteles) y los que no lo son, García dijo que ya se planteó a las autoridades federales y locales una prórroga en el pago de impuestos porque la actividad hotelera está prácticamente paralizada y para evitar una afectación mayor.

“Confiamos en que la situación se podrá revertir el próximo mes con un trabajo coordinado con el gobierno y la realización del Gran premio de Fórmula 1, que será fundamental para mandar un mensaje al turismo nacional e internacional que estamos de pie. Además, en los primeros días de noviembre se celebrará el Día de Muertos con un desfile que ya es esperado”, agregó el presidente de la AMHM.

Trabajo conjunto, la clave

Luego de preguntar en las representaciones de los estados que también tuvieron afectaciones por el terremoto, el reporte de la AMHM señala que en Puebla un hotel en la zona centro se encuentra acordonado y su infraestructura será revisada, y que hay otros 20 con afectaciones que son fácilmente reparables. Mientras que en Morelos se derrumbó uno en Puente de Ixtla y hay varios más con cuarteaduras sin consecuencias mayores.

“En general, tenemos claro que los daños que sufrió la infraestructura turística de los sitios donde se registró el sismo no es mayor, la hotelería está de pie. Ahora es cuestión de tiempo recuperar la imagen que teníamos como país, trabajando con inteligencia y prudencia”, agregó Rafael García.

CRÉDITO: 
Alejandro de la Rosa / El Economista