HIR Pyme destina 40% de sus créditos a millennials

Foto: Shutterstock

Los millennials, la generación nacida entre 1980 y 1995, que cada vez tiene más interés en emprender un negocio en lugar de ser empleados, carece de historial crediticio en la mayoría de los casos, por lo que se le dificulta tener acceso a un crédito formal.

HIR Pyme, sociedad financiera de objeto múltiple (sofom), de la mano con algunas instancias gubernamentales, va por este sector. A decir de su director general, Alejandro Cerda, de los 400 millones de pesos de su cartera, el 40% está canalizada a los jóvenes de entre 20 y 35 años.

En entrevista, el directivo comenta que, por ser solteros, vivir en casa de sus padres y no tener tantos gastos, esos jóvenes deciden dejar sus empleos e iniciar un negocio, sin esperar muchas ganancias. Sin embargo, bajo esas circunstancias es muy difícil que un banco les dé crédito, toda vez que requieren ingresos fijos y un historial crediticio.

“Cuando vienen con nosotros los asesoramos, les damos las reglas básicas que debe tener un negocio por pequeño que sea. Antes que les prestemos dinero, deben tener un plan de negocios, a quién van dirigidos, qué productos quieren vender y cómo lo van a producir”, puntualiza.

También les recuerdan que un negocio no produce utilidades de inmediato. Y una vez que han sido asesorados, la sofom (Sociedad financiera de Objeto Múltiple) les otorga los créditos.

“Preferimos que nos den en garantía lo que hoy están dispuestos a vender para iniciar su negocio, con el ánimo de que no se deshagan de sus activos como puede ser un coche”.

Para ello, cuenta con diversos productos como apoyo para comprar maquinaria y equipo con una tasa preferencial fija de 10% anual. Los montos van desde un millón de pesos y se financia hasta el 80% del valor del activo.

También otorga préstamos de 100,000 pesos a cuatro millones para negocios nuevos. La tasa, que va de 2 al 4%, depende del giro y experiencia de la compañía. Y cuanta con otro producto, en alianza con Nafin, para startups de base tecnológica, sin garantía y con montos por 4.5 millones de pesos.
Alejandro Cerda asegura que los millennials son buenos pagadores, aunque reconoce que una pequeña parte sí cae en cartera vencida.

“Hay con quienes hemos tenido tal éxito que repiten hasta 14 veces. Tenemos un caso de éxito, es un muchacho que empezó a hacer mástiles de block de 12 metros de altura para poner antenas para celular. Cuando lo tomamos tenía ventas por dos millones de pesos. En el préstamo número 14, sus ventas ya eran de 100 millones de pesos”, finaliza el entrevistado.

[email protected]

CRÉDITO: 
Edgar Juárez / El Economista