Hidroeléctricas generan empleos en zonas rurales

Archivo/Eleconomista.mx

Con este tipo de proyectos, las pymes producirán 30 mil mdp los próximos 10 años

Después de que el Congreso de la Unión reformara artículo 1º (fracción II) de la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética (LAERFTE), Jacobo Mekler Waisburd, presidente de la Asociación Mexicana de Energía Hidroeléctrica A.C., pronosticó que los proyectos de pequeñas y medianas hidroeléctricas generarán una derrama económica para México de al menos 30 mil millones de pesos, durante los siguientes diez años.

Esta previsión adquiere sentido, una vez que el aparato legislativo nacional incluyó la densidad de potencia como parámetro para evaluar iniciativas encabezadas por las unidades económicas del sector, que buscan ser reconocidas como renovables.

De esta manera, informó Mekler Waisburd a través de un comunicado, cualquier planta hidroeléctrica con capacidad superior a 30 megawatts (MW) y densidad de potencia (relación entre capacidad de generación y superficie de embalse) que rebase los 10 watts por metro cuadrado, será considerada como renovable, de conformidad con el Protocolo de Kyoto.

“El potencial de proyectos menores a 30 MW era aproximadamente de 300 MW, con esta nueva medición crece el potencial hasta 2,000 MW, lo que representa una diferencia de 1,700 MW. Esto se traduce en una derrama económica en México de 30 mil millones de pesos, cifra que representa un crecimiento del 60 por ciento para los siguientes diez años”, especificó el dirigente.

Pero ¿qué beneficios supone esta modificación legal? Además de facilitar el desarrollo de planteamientos hidroeléctricos con grandes perspectivas de éxito, el titular de la Asociación mencionó que se podrá:

  • Generar energía no contaminante
  • Limitar la quema de combustibles fósiles
  • Desligarse de las fluctuaciones de los carburantes (innecesarios para las hidroeléctricas)
  • Entregar energía limpia al Sistema Eléctrico Nacional a precios competitivos
  • Estimular el flujo de inversiones en la materia
  • Llevar energía a zonas de difícil acceso, estabilizar la red eléctrica, detonar empleos en regiones marginadas y, con ello, revertir la dinámica migratoria
  • Cumplir con las convenciones mundiales

“Actualmente, hay 81 proyectos hidroeléctricos registrados a pequeña escala que emplean este tipo de metodologías avaladas por Naciones Unidas con la siguiente participación por países: India 20 por ciento, Brasil 15 por ciento, República de Corea 12 por ciento, China 10 por ciento y el 43 por ciento restante están distribuidos en la región de Latinoamérica y el Caribe. En México Grupo Comexhidro desarrolló la primera metodología para que proyectos hidroeléctricos participen dentro del Protocolo de Kyoto y dicha metodología fue aprovechada por diferentes proyectos hidroeléctricos a nivel mundial”, expuso.

Así pues, añadió Mekler, nuestro país tiene un futuro hidroeléctrico promisorio, al tiempo que la Secretaría de Energía (Sener) señaló que la reforma ofreció viabilidad a proyectos antes descartados, los cuales al cumplir con el nuevo criterio, podrían duplicar la capacidad instalada.

[email protected]

DCC

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción