Dime de qué te enfermas...

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Ante el avance tecnológico, las personas se han visto impuestas a fuertes exigencias en las oficinas y centros laborales, demanda que es reforzada por el estereotipo de mujeres y hombres exitosos, que asumen fuertes responsabilidades y llevan un ritmo de vida intenso.

De acuerdo con Rafael Rodríguez Cabrera, jefe del área de Salud en el Trabajo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en los últimos 15 años han surgido enfermedades laborales derivadas del estrés o la obesidad que ni siquiera se conocían.

“Cada vez se reportan más alteraciones físicas en la mano por escribir en la computadora, cambios en la voz en el caso de las personas que hablan mucho por teléfono, afecciones en el oído por usar el celular, adicciones a drogas, violencia y muchos tipos de neurosis”, detalló Rodríguez Cabrera en entrevista para El Economista.

Esas enfermedades ocasionan ausencias de los centros de trabajo, que generan pérdidas anuales equivalentes al 4% del PIB mundial, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que agrega que cada año mueren 6,300 personas por lesiones o padecimientos laborales.

Las nuevas enfermedades

  • Síndrome de desgaste profesional o “Burnout”, que afecta de manera frecuente a personas que tienen trato directo con la gente, por ejemplo psicólogos, médicos, profesores, policías, comerciantes, servicio a clientes, entre otros.
  • Síndrome de fatiga informativa o “tecnoestrés”, que afecta a quienes pasan largas horas frente a la computadora, al grado de desarrollar una dependencia.
  • Síndrome de acoso o “Bullying/Mobbing”. Si tus compañeros de trabajo ejercen sobre ti una fuerte presión psicológica, eres una víctima del “bullying” laboral.
  • Síndrome de fatiga crónica o “gripe del yuppie”, un estrés laboral caracterizado por dolor de cabeza, irritabilidad, sensación de cansancio permanente, pérdida de memoria y una disminución en el sistema inmunológico, que genera en el paciente síntomas similares a las del resfriado.
  • Adicción al trabajo o “workaholism”: Afecta sobre todo a individuos con personalidad ansiosa, perfeccionista, controladoras, con tendencia a la depresión y con baja autoestima, que además prefieren el trabajo individual antes que el de equipo. Se da con mayor frecuencia en hombre que en mujeres.

Enfermedades como la obesidad y el sedentarismo han llegado a niveles de pandemia por todo el mundo. El sedentarismo afecta a personas que están siempre en la misma posición, lo que deriva en problemas músculo-esquelético, como dolores de espalda por mala postura, así como contracturas musculares.

Te presentamos este gráfico sobre nuevas enfermedades relacionadas con el trabajo en oficinas.


enfermedades

elempresario@elempresario.mx

CRÉDITO: 
Redacción