Generación masiva de riqueza, concentración sólo para Uber

Foto: Reuters

Uber Technologies Inc., una compañía que conecta a través de una aplicación móvil a conductores privados con usuarios que necesitan un servicio de transporte, irrumpió en el mercado mexicano con la promesa de generar un ingreso neto de 40,000 pesos mensuales para sus socios. Hoy, a la luz de algunas modificaciones tarifarias y en nuevas estrategias de negocio, esos socios empiezan a levantar la ceja, a hacer cuentas y a tener la sensación de que el filón de oro prometido requerirá cada vez de mayor esfuerzo para ser alcanzado.

Ante la inseguridad en taxis tradicionales y la calidad de su servicio, la irrupción de Uber generó gran demanda entre la población en México. Y, como en toda sociedad donde las fuerzas de mercado son ley, la fuerte demanda impulsó a las tarifas al alza. Ahora, algunos de los socios pioneros empiezan a voltear en busca de nuevos horizontes de rentabilidad, al tiempo que surgen cuestionamientos sobre la forma en que se genera y reparte la riqueza en este negocio.

Uber es una empresa multinacional con un valor de mercado estimado en unos 50,000 millones de dólares, por encima del valor de América Móvil, la empresa de telecomunicaciones más grande de América Latina. Su modelo de negocio se basa en ceder parte del jugoso negocio que representa la transportación de pasajeros a sus socios individuales. De hecho, Uber cuenta con empleados sólo para la operación administrativa de la compañía y no posee vehículos trabajando en su propio modelo de transporte urbano.

En El Economista elaboramos un modelo de rentabilidad a partir de la solicitud y apoyo de socios activos de Uber, y lo que encontramos dista mucho de lo que éste promete. La conclusión más importante es que la ganancia final para el socio es equivalente a la que se obtendría de un pequeño negocio de abarrotes, o alguno en el que el valor de los activos no supere al de un local comercial en la informalidad. En uno de los ejercicios obtuvimos una utilidad final mensual de 3,037 pesos por socio, unos 101.23 pesos por día.

¿Cómo llegamos a este resultado y cómo explicar la diferencia con las cuentas que promete Uber? Para tener la película completa se debe considerar: depreciación del vehículo utilizado, desgaste de neumáticos, seguros, servicio de telefonía móvil y plan de datos, verificación, tenencia, servicios de agencia, mensualidad del automóvil, lavado de la unidad y otros gastos variables para no hacer más extensa la lista.

La muestra fue proporcionada por 11 socios de Uber que brindaron servicios entre el 1 de enero y la primera semana de febrero del 2016. Se contabilizaron 1,344 rutas o viajes, 14,800 kilómetros circulando con pasaje y 5,983 kilómetros sin pasaje. Para Uber se tomó la comisión de 25% y, para el conductor, de hasta 30 por ciento.

Ganancias Uber

El secreto de Uber está en la monetización de activos de los socios. La compañía permite tener liquidez casi de inmediato, sólo que el dinero recibido incluye parte de los recursos que deberán aplicarse para los gastos variables y la eventual reposición del vehículo. Es en este lento pero constante y simultáneo proceso en el que el socio va consumiendo el valor de su unidad junto con el producto de su trabajo. Por eso lo comparamos con la operación de un negocio de abarrotes: liquidez permanente, que si es mal administrada provoca desfases contables.

¿Por qué no compra directamente los automóviles a los fabricantes, aprovechando las dimensiones de su negocio, y los opera por su propia cuenta en lugar de pedirle a ciudadanos comunes que asuman esa responsabilidad? Si éste tuviera la propiedad de los vehículos y el control completo de la operación, la ecuación se tornaría rígida y muy probablemente no arrojaría los márgenes de beneficio que la firma obtiene al hacer alianzas con miles de ciudadanos que buscan incrementar su ingreso o su patrimonio familiar. Cada vez que la empresa reduce tarifas o lanza promociones, siempre bien recibidas por los usuarios, el ingreso del socio es la variable de ajuste para que Uber mantenga su margen de beneficio.

undefined

La fórmula o modelo de negocio evidencia que Uber opera con elevados márgenes de beneficio, le permiten mantener a raya a los potenciales competidores, toda vez que cuando estos pretenden incorporarse a este mercado, Uber tendrá siempre la opción de reducir tarifas y con ello inhibirles la entrada.

La inamovible tendencia a la nivelación en la tasa de ganancia que prevalece en las economías de mercado seguirá atrayendo a inversionistas que pretendan beneficiarse se ese jugoso segmento de mercado, fenómeno que ocurre con el surgimiento de nuevas empresas que buscan explotar el mismo concepto. Al final, la competencia terminará configurando una nueva realidad y los que mejor se adapten y logren ver más allá de la ilusión monetaria serán quienes reinarán en el mercado hasta que vislumbren nuevas y generosas opciones de rentabilidad, independientemente de la latitud en que éstas se encuentren.

ACTUALIZACIÓN 10/03/2016 18:00 HORAS: El equipo de comunicación de Uber solicitó incluir en este artículo que el ingreso promedio por hora es de 90.23 pesos, ya descontada la comisión de 25% que la firma cobra a sus socios.

José Luis Caballero dirige la Unidad de Inteligencia de El Economista.
luis.caballero@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
José Luis Caballero / El Economista

Generación masiva de riqueza, concentración sólo para Uber

Imagen de JesusGaspar

guau

Ahora imaginen lo que están

Imagen de Anónimo

Ahora imaginen lo que están perdiendo los inversionistas que metieron más de una unidad y los que metieron carros de gamas más altas donde les redujeron las tarifas hasta un 20% y les subieron otro 8 % de comisión. Prácticamente uber te da limosna por pararse el cuello.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.