Uso de gadgets agudizan el estrés laboral

Archivo/Eleconomista.mx

México ocupa el segundo lugar en padecer esta enfermedad: INPRF

Cuando los gadgets o herramientas tecnológicas se convierten en una atadura al trabajo se empeoran los niveles de estrés laboral, señaló el director del Departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana (UIA), el doctor Antonio Tena Suck.

Según datos del Instituto Nacional de Psiquiatría (INPRF), México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en estrés laboral, después de China. Entre 30 y 40% de los mexicanos sufren de este problema.

Y de acuerdo con un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 121 millones de personas a nivel mundial sufren de depresión y se calcula que en 2020 la depresión sea la segunda causa de discapacidad en las personas.

El estrés provoca que otros desórdenes psicológicos se agudicen, que las personas sólo reconozcan de su entorno lo negativo y las lleva a situaciones de cansancio o depresión, que podría devenir en suicidio, alertó el académico.

“Todas las personas deberían ir al menos una vez en su vida al psicólogo para prevenir problemas como el estrés o depresión graves, pero aún existen prejuicios arraigados, ya que se cree que las personas que van al psicólogo están locas o están muy mal y no es así. Se trata de atender nuestra salud mental, así como cuando vamos al médico o al nutriólogo”, acotó.

Señaló que las personas toman la decisión de ir al psicólogo cuando han hecho conciencia de que algo no está bien. Esto implica un proceso de introspección y de discernimiento en soledad o con el apoyo de seres queridos.

Refirió que otro elemento que podría agudizar el estrés laboral es la adicción a los gadgets, que en algunos casos no permiten que las personas se desconecten de las actividades del trabajo y disfruten su tiempo libre.

“Las herramientas como el correo electrónico, el teléfono celular, las redes sociales son muy útiles, porque podemos mandar información al momento y ser muy eficientes, pero podrían provocar estrés laboral cuando se convierten en una carga de la que no podamos desvincularnos”, subrayó.

Estar al pendiente de las herramientas tecnológicas de manera repetitiva y compulsiva “nos enfrenta a un manejo inadecuado de adaptación”, subrayó.

Sin embargo, añadió que en otros casos los gadgets y herramientas electrónicas podrían afectar las relaciones cara a cara, la adaptación, funcionalidad y el rendimiento laboral porque distraen a las personas de cosas importantes, se desconcentran e incluso provoca insomnio.

Expresó que es posible convivir entre la vida laboral y personal, ya que si se dedica más tiempo a una de las diversas áreas entraremos en un desequilibrio y en situaciones de estrés que luego provoca dolor de cabeza, gastritis, colitis, insomnio y otros malestares.

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción