Frenan obras y marchas a Pymes

Foto: Archivo./ elempresario.mx

En general, las pérdidas por haber registrado menores ventas no se recuperan una vez concluida la construcción de las obras públicas.

Las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes) de la ciudad de México, en su desarrollo, enfrentan factores nocivos para su operación, tales como la tramitología, manifestaciones y afectación por obras públicas que, además de ocasionar menores ventas, las limita en su productividad y competitividad, coincidieron especialistas y líderes empresariales.

Datos de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) revelan que que en la ciudad hay 330,000 MiPymes, que generan 53% de los empleos en la ciudad.

Sin embargo, para que éstas puedan sobrevivir y aportar mayor dinamismo a la vida económica del Distrito Federal, deben resistir problemas propios de la ciudad que obstaculizan su crecimiento y competitividad.

Manifestaciones

Enrique Guerrero, director de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope), organismo con más de 30,000 negocios afiliados en la capital, aseguró que las manifestaciones son uno de los principales lastres­ exclusivos del Distrito Federal y su área metropolitana.

Ejemplificó con las empresas y organizaciones que operan en el Centro Histórico del país, donde, a raíz de este tipo de eventos, los negocios en conjunto pueden presentar pérdidas económicas entre 10 y 50 millones de pesos cada día.

“Cuando hay una manifestación de entrada por salida y no es muy anunciada en medios de comunicación, se pierden alrededor de 10 millones de pesos en ventas”, expuso el dirigente empresarial.

Sin embargo, si la marcha o el plantón se da a conocer en los medios de comunicación, las pérdidas para los comercios se incrementan considerablemente, para en conjunto sumar pérdidas hasta por 50 millones de pesos diarios, ya que, entre otras cosas, la gente toma sus precauciones y deja de visitar la zona como comúnmente lo hace o cancelas citas previamente acordadas.

Obras

Del mismo modo, explicó que otro de los problemas que ha afectado a los pequeños negocios son las obras en vialidades e infraestructura que hay en distintas zonas de la ciudad, en donde los comerciantes ven desaparecer hasta 90% de sus utilidades.

“Éstas son situaciones dañinas, específicas de la ciudad de México, que escapan a nuestro control y que significan bajas importantes, y restan competitividad a los negocios”, expuso el lider empresarial.

Mal crónico

A pesar de ser una mejora para la sociedad, son pocos los comercios y organizaciones que posterior a las obras públicas se benefician.

“En general, las pérdidas por haber registrado menores ventas no se recuperan una vez concluida la construcción de las obras públicas. Los negocios que logran sobrevivir regresan a sus niveles anteriores, nada más”, destacó el directivo.

Casos únicos de beneficio ante un cambio en calles, reencapetado, entre otras actividades, pueden ser los que se observaron en la remodelación del Centro Histórico.

“Ahí después de la conclusión de las obras los comerciantes sí obtuvieron beneficios”, aseguró Guerrero.

Los negocios “aumentaron hasta 30% la afluencia de personas en su negocio y en general en ese mismo promedio las ventas de nuestros agremiados”, detalló Guerrero.

De acuerdo con el directivo, las obras que hoy están afectando más a los comerciantes por su magnitud son la construcción de la Línea 12 del Metro, Línea Dorada, y la Línea 3 del Metrobús.

[email protected]

CRÉDITO: 
Alberto Moreno