Ferrari plantea agenda de trabajo al CCE

Foto: Archivo./ elempresario.mx

Mayor financiamiento a las empresas, capacitación y agilizar las compras a gobierno serán los ejes rectores del fortalecimiento del mercado interno en México, dijo Bruno Ferrari, secretario de Economía, a los integrantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En su primera reunión con los empresarios al frente de la dependencia, el funcionario planteó su agenda de trabajo en la que destacan seis puntos prioritarios: comercio exterior, banca de desarrollo, mercado interno, economía ilegal, fortalecimiento de las empresas y cambio climático.

A decir de Mario Sánchez, presidente del CCE, Ferrari se comprometió a que sus acciones al interior de la Secretaría de Economía serán medibles. Esto es, se fijará metas en determinado tiempo y las ejecutará como lo hizo en ProMéxico.

Por su parte, el funcionario explicó en una breve entrevista que tendrá reuniones constantes con los empresarios para afinar las políticas a seguir.

Revisarán cada punto

“Nos dio la agenda completa, pero no pudimos entrar a detalle, así que poco a poco se irán desprendiendo los temas. Nos comentó sobre el evento del cambio climático que realizará México con invitados del mundo; también nos habló de cómo hacer más eficiente a las empresas, los centros México Emprende y al comercio exterior”, precisó el dirigente empresarial.

Pero lo más importante, dijo, es que el Secretario de Economía se comprometió a que no hará cambios o modificaciones a cualquier programa, política o medida si antes no nos consulta a nosotros como empresarios.

Para el encargado de la economía interna y promoción del comercio, la medida de fortalecer al mercado interno ayudará a enfrentar una nueva y posible desaceleración económica de Estados Unidos y, para ello, pugnará por un mayor apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

No al pánico por sequía de rusia

Bruno Ferrari mencionó que a pesar del incremento en el precio de algunos alimentos, particularmente el trigo, derivado de la sequía ocurrida en Rusia (tercer productor mundial del grano y que ha impactado en los mercados internacionales), no es momento para entrar en pánico, pues hasta el momento no se sabe con certeza la magnitud de la situación.

“Antes de cualquier incremento del precio se debe ver las reservas que nosotros tenemos, a pesar de que suban los precios en el mercado internacional y, con base en ello, tomar las determinaciones pertinentes. Pero todavía estamos en el periodo de análisis y esto se debe aclarar muy rápido. Ya estamos platicando con la industria sobre la situación”, explicó en entrevista.

[email protected]

CRÉDITO: 
Lilia González, El Economista