Los beneficios de la factura electrónica

René Piña, Rodolfo Ortiz y Fernando Lovera / Foto: Germán Espinosa :

Expedirla en papel, representa un costo mayor

A pesar de la resistencia que se tiene para su uso, la factura electrónica permite que empresas y contribuyentes que la utilizan obtengan ganancias, aseguraron micro empresarios durante el panel Momento de migrar a la factura electrónica que se llevó a cabo como parte del Foro La Factura Electrónica, organizada por El Economista, en Toluca, estado de México.

Durante su participación, Rodolfo Ortiz Ocampo, director corporativo de Informática de Grupo Frisa, aseguró que al llegar el momento de pasar a la facturación electrónica “nos enfrentamos a un gran problema, que incluyó sin lugar a dudas a nuestros clientes”.

“Muchos de ellos están acostumbrados a la facturación en papel. Los pequeños propietarios son los que más sufrieron, pero los acompañamos con nuestros proveedores”, sentenció.

Sin embargo aseguró que contrario a lo que pensaron en primera instancia, se tuvieron beneficios inmediatos.

Entre ellos identificó reducciones de tiempo en el proceso de facturación, la información está en línea en todo momento con sólo apretar un botón y el hecho de ampliar espacios debido a que se dejó de usar tanto papel como antes.

“Como facturábamos fuerte una vez al mes, teníamos una persona que se dedicara a eso. Y esos procesos nos llevaban aproximadamente día y medio. Cuando salimos en facturación electrónica nos fuimos a tiempos de una hora”, dijo.

Por su parte, Fernando Lovera Santamarina, director general de Grupo CAP, aseguró que el momento de migrar a factura electrónica el principal problema fue meter el punto de venta.

“Tuvimos que llegar con comisarías para buscar la forma de desembolsar el software. No fue algo que haya salido de nuestro presupuesto y no fue un problema adquirirlo”, reveló.

Añadió que no fue problema entrar a la facturación electrónica, pero sí representó una disminución en los costos de la empresa.

“De una u otra manera una factura en papel salía en 1.5 pesos y en la factura electrónica cuesta la mitad de precio de lo que se pagaba antes”, dijo.

Fue tal la importancia de realizar bien el trabajo de las facturas electrónicas, que se tuvo que crear un departamento que las validara.

“Sirve porque si la factura no la tienes en archivo XML, simplemente no es deducible. Te llegan proveedores de todo; llantas, gasolina, etc. y luego llegan las compras que tenemos con nuestros proveedores, entonces nuestro departamento específico ayuda sobremanera”, añadió.

Entre las recomendaciones que dieron los dos ejecutivos están, en primera instancia, tener la certeza de que no es un tema ligero dar la información a la autoridad tributaria, por lo que se tiene que estar bien con los impuestos, además de que aseguran que ayudará mucho a la competitividad y sin lugar a dudas buscar asesoría en caso de ser necesario.

[email protected]

CRÉDITO: 
Salomón Rodríguez