La ética como estrategia empresarial

Foto: Cortesía

Sin normas internas, las pymes pueden ser afectadas en su producción

Algunas ocasiones las cosas salen mal en una empresa como consecuencia de las malas decisiones que toman sus dueños, debido a la carencia de un código de ética y a ideas erróneas de negocio que sus representantes tienen arraigadas, comentó Juan Carlos Simón, socio de PricewaterhouseCoopers durante la duodécima Semana Nacional Pyme.

El estudio The Global Economic Crime Survey 2011, realizado por PricewaterhouseCoopers (PwC) a más de 4,000 representantes de organizaciones internacionales, 174 de las cuales eran mexicanas, colocó a México en el lugar 11 respecto a la cantidad de reportes de fraude que hacen sus empresas cada año, mostrando que los cuatro mayores crímenes cometidos en ese año fueron fraudes contables, robo, soborno y corrupción.

De acuerdo con Juan Carlos Simón, estos delitos se cometen debido a la falta de ética en una pequeña o mediana empresa, pudiendo impactar de forma negativa a la productividad de un negocio hasta en 300 o 400% y los sectores más afectados son el hotelero, entretenimiento, construcción, transportes y logística, además de las aseguradoras y comerciantes de productos de consumo.

Algunas de las consecuencias de no implementar estrategias que fomenten la ética dentro de las estructuras operativas de una pyme son el pago de multas legislativas, la producción de artículos de baja calidad por parte de sus empleados, la baja posibilidad de conseguir contratos con grandes compañías al no ser capaces de comprobar el grado de compromiso que tienen con ciertas tareas, pérdida de la reputación ante los clientes, hasta la quiebra económica.

“Una empresa debe ser ética para evitar infracciones legales, tomando como ética empresarial al conjunto de acciones que se toman en una organización y que determinaran el impacto que tendrán en el entono social, con los proveedores y clientes; además serlo les permitirá a sus marcas construir un capital social, es decir; les ayudará a obtener la confianza a sus proveedores y clientes”, aseguró el socio de PricewaterhouseCoopers (PwC).

El ponente recomendó a los empresarios y emprendedores que asistieron a su conferencia “La ética como pilar en el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas”, implementar certificaciones ISO o de responsabilidad social empresarial para lograr ser éticos en sus operaciones.

“Sin embargo, pueden empezar por implementar un código de ética que esté disponible para los empleados y los proveedores, además de la elaboración de un reporte que muestre las sanciones impuestas a quienes no cumplan con las normas internas, con lo que se ganaran el respecto de otras empresas y de sus clientes”, finalizó Juan Carlos Simón.

CRÉDITO: 
Fabiola Naranjo