Escasez de talento flexibiliza empleo femenil

Foto: Glow Images

De las profesionales, 48% rechaza un empleo porque afecta su vida personal: Manpower

El 48% de las mujeres en México ha rechazado un empleo por el impacto en su vida personal. Lograr un balance es para algunas de ellas incluso más importante que el salario, dijo Mónica Flores, directora general de Manpower Group, al reflexionar sobre el cambio en las organizaciones que ha permitido que un mayor número de mujeres se incorpore en puestos directivos.

La inserción de talento femenino al mundo laboral en función de sus capacidades, la adopción de estructuras de liderazgo femenino, flexibilidad laboral, alentar el uso de la tecnología, promover el trabajo por objetivos, equidad en los salarios, educación y capacitación continua, actualización sobre el mercado laboral, así como la adopción de nuevas formas de comunicación y liderazgo.

Datos de la Organización Internacional del Trabajo refieren que en los últimos 90 años se han adoptado cuatro importantes convenios sobre igualdad de género (No. 100, 111, 156 y 183) y una serie de otros relacionados con las mujeres en el trabajo, como el convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos (núm. 189).

“Los hechos son claros: para que los países y compañías prosperen, la mujer debe jugar un mayor papel en la fuerza de trabajo. Con la escasez de talento ganando terreno mientras la economía se recupera, si no se atraen más mujeres a la fuerza laboral, se puede llegar a una crisis. Pero podemos evitar este predicamento si comenzamos a enfocarnos en las barreras que desalientan a la mujer a participar. La práctica del trabajo debe adoptar la verdadera flexibilidad para expandir la reserva laboral. En efecto, para los países y las compañías, las ventajas competitivas a largo plazo dependen de habilitar a más individuos, para formar parte de la fuerza de trabajo de manera sostenible”, finalizó la directiva.

Empoderamiento femenil

Si bien directoras de empresas de capital humano consideran que se ha ganado terreno por el hecho de que las organizaciones enfrentan una escasez para encontrar talento y han tenido que abrir los espacios a las mujeres, también consideran que en discriminación se ha avanzado poco.

pmartinez@eleconomista.com.mx

CRÉDITO: 
María del Pilar Martínez, El Economista

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.