EPN impulsará a la banca de desarrollo

Archivo/Eleconomista.mx

El apoyo al sector pyme constituye un área de oportunidad: Videgaray

La tercera reforma de gran calado que se promoverá como parte del llamado Pacto por México, será la del impulso a la entrega de créditos bancarios y la renovación de la banca de desarrollo.

El mandatario Enrique Peña Nieto anunció que la iniciativa será presentada en las próximas semanas, como parte del convenio celebrado con el PAN, el PRD y su partido, el PRI, para estimular proyectos legislativos. El fin será incentivar y alentar el nivel de crédito.

“Junto con las acciones que realice la banca privada, también estaremos dando un impulso renovado a la banca de desarrollo del Estado mexicano, y a través de estos mecanismos logremos el gran objetivo de asegurar mayor crecimiento económico de forma sostenida, para que eso se traduzca no en un objetivo en sí mismo, sino en un mecanismo para asegurar condiciones de mayor bienestar para todos los mexicanos”, detalló el titular del Ejecutivo.

Durante el anuncio de inversión en el país por 3,500 millones de dólares por parte de BBVA Bancomer, el presidente aseguró que el Pacto por México –mediante el cual se han proyectado también la reforma educativa y la de telecomunicaciones- intentará transformar la banca y hacer del crédito “una palanca para el desarrollo”.

Es cierto que tenemos un sistema financiero sólido y robusto, que se contrasta, indudablemente, con el que se tiene en otras partes del mundo, reconoció Peña, quien se pronunció porque el crédito se otorgue especialmente a las micro, pequeñas y medianas empresas (pymes).

"Queremos que estas instituciones financieras presten más y amplíen sus niveles de crédito", externó Peña Nieto.

Antes, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, alertó que el nivel de crédito de la economía mexicana está muy por debajo de lo que requiere para crecer a tasas superiores.

Si bien indicó que el crédito ha crecido en términos reales a tasas relevantes, una asignatura pendiente es elevarlo, ya que si se comparan los préstamos de la banca como porcentaje del PIB, en México ronda 26.2%, mientras que en Brasil asciende a 40.3% y en Chile a 81 por ciento. El promedio en las economías latinoamericanas está en alrededor de 50%, detalló el funcionario.
Videgaray Caso también identificó áreas pendientes, como el porcentaje en depósitos bancarios y el apoyo a pymes.

Un área en la que las cifras “sin duda quedan a deber” es el crédito a las empresas del sector pyme, particularmente, el crédito para la formación de capital fijo; el crédito a esas unidades económicas es poco y fundamentalmente concentrado en el capital de trabajo, destacó el secretario de Hacienda.

[email protected]

CRÉDITO: 
Mauricio Rubí, El Economista