Encuentran en ecommerce salvavidas para sus negocios

Foto: Especial

El negocio de autopartes de Miguel Marmolejo y su esposa Alba cerró en 2009 por la inseguridad en Coahuila y la dependencia a un cliente principal, que les dejó de comprar ese año. Los emprendedores no se dieron por vencidos y recurrieron al comercio electrónico para continuar vendiendo. La apuesta dio resultado.

Finalistas del Concurso regional “Historias de Inspiran 2016”, organizado por MercadoLibre y Endeavor, los fundadores de Dihmex, empresa dedicada a la venta de sistemas de dirección automotriz al mayoreo y menudeo, así como centro de servicio para su instalación, cuentan en un comunicado la fundación de su empresa en el 1996, que hasta el 2009 contaba con cinco empleados.

“Vendíamos al mayoreo, principalmente a un par de clientes y ya en 2009 facturábamos 400,000 pesos mensuales. Ese año, dos crisis nos sacuden: la de seguridad - Torreón llegó a ser considerada entre las ciudades más inseguras del mundo- y nuestro principal cliente dejó de comprarnos. Las ventas cayeron 80%, a menos de 100,000 pesos mensuales, lo que nos obligó a cerrar nuestro local y despedir personal.”

Los emprendedores comenzaron a vencer en MercadoLibre con éxito. De cinco empleados, la compañía pasó a tener 30. Su crecimiento es de doble dígito. “Lo que vendimos en todo 2010 ahora lo vendemos en un solo mes y nuestra marca Dihmex, es conocida en México y Latinoamérica”.

“Nosotros somos un ejemplo de que no importa la edad que tengas, no importa el lugar donde estés, no importa qué tan especializado sea el producto, si tienes internet”, expone Miguel Marmolejo, quien asegura que no se requiere tener mucho capital para vender por internet, aunque sí tener un buen servicio y deseos de emprender.

“Hay que contestar -una llamada o un correo- en los primeros 5 minutos, dando un servicio mejor que como si tuvieras al cliente enfrente. Con eso es suficiente para empezar a crecer y hacer un negocio sin límites ni fronteras”, comenta.

"Historias que Inspiran 2016" es una iniciativa que por tercera ocasión celebran MercadoLibre y Endeavor para reconocer a los emprendedores que potenciaron sus negocios a través del comercio electrónico. La ganadora regional fue la mexicana Ángeles Lozano, quien obtuvo un premio de 25,000 dólares.

En la competencia participaron empresarios de México, Argentina y Brasil, quienes presentaron 600 casos, de los que se escogieron dos historias por país, de los que se eligió un ganador por nación, mismo que recibirá 10 sesiones de mentoría y un premio de 10,000 dólares.

APR

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario