Empresas verdes atraen más financiamiento

Foto: Especial

El Fide ha otorgado 1,400 préstamos de hasta 350 mil pesos

El uso de tecnologías que reducen el consumo de energía no es prioridad de las pequeñas y medianas empresas (pymes) porque la mayoría lucha por sobrevivir. Sin embargo, incorporarlas en sus procesos productivos se traduce en ahorros y competitividad, además de que contribuyen con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Para la adopción de las tecnologías en la reducción del consumo de energía eléctrica y térmica, el gobierno federal creó un fondo de 166 millones de pesos, mediante el cual promueve la adopción de nuevas tecnologías a través del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (Fide) y vía crédito, el cual coordina la Secretaría de Energía (Sener), pero se asesora de la Fundación Alemana de Cooperación al Desarrollo (GIZ, por su sigla en alemán).

A un año de la puesta en marcha de este programa, el Fide ha otorgado 1,400 créditos para el cambio de equipos eléctricos, la mayoría de sustitución de refrigeradores comerciales, seguido de iluminación y aire acondicionado, cuyo monto de crédito va de los 15,000 a 350,000 pesos a una tasa de 14% más IVA.

El fondo opera en los estados del país, aunque la limitante es la existencia, en la región o en el estado, de proveedores de los equipos.

Adrián Ruiz Carvajal, de GIZ Cooperación Alemana al Desarrollo, en su diagnóstico del consumo de energía de las pymes del país, explicó que este sector empresarial es proclive al cambio tecnológico y que al hacerlo, además de contribuir a la mejora del ambiente, también se erige en un nicho de mercado para las empresas que producen tecnología.

En su diagnóstico, muestra el potencial de ahorro de energía eléctrica, el cual se estima en 13.5 terawatts al año, que equivalen a 6.8 millones de toneladas de CO2. En tanto, por subsector el potencial es de 30% para el agrícola, 20% para el comercial y 11% para el industrial.

En energía térmica, un programa que está en la fase de planeación, el ahorro de consumo es de en 45 PJ/año o 1.1% del consumo nacional, y la mayor oportunidad de negocio está en calderas de vapor (69.7%), secadores (42.6%) y agua caliente (34.4 por ciento).

En suma, el potencial de ahorro en energía eléctrica es de 14% promedio en las pymes de los sectores comercial (19.2%), industrial (11.1%) y (30%) agrícola.

Advirtió que los sectores prioritarios de cambio tecnológico son los de alimentos y bebidas, química y petroquímica, textiles, hoteles y restaurantes y hospitales.

[email protected]

CRÉDITO: 
Leopoldo Trejo, El Economista