El emprendimiento debe ser un pilar de la educación superior

Foto: Especial

En México se han impulsado proyectos que apoyen al ecosistema emprendedor; sin embargo,aun es complicado iniciar un negocio. Por ejemplo, en cuestión de financiamiento para proyectos nuevos de pequeñas y medianas empresas, el país es uno de los que cuenta con mayor tasa de interés en el mercado, esto de acuerdo con la OCDE.

En este sentido, se requiere que las universidades apoyen las ideas emprendedoras, ello porque los principales obstáculos al crear una empresa es el desarrollar el modelo de negocio adecuado para el mercado, es en este punto donde intervienen las instituciones, a través de la enseñanza de metodología y herramientas clave, más apoyo en otros sentidos, es como se vuelven realidad las ideas, superando los obstáculos iniciales.

Un ejemplo es CETYS Universidad, que, durante el periodo 2016-2017 aportó más de dos millones de pesos a actividades de emprendimiento de su comunidad, generando 83 iniciativas de negocio y beneficiando a 31 proyectos de emprendimiento. La inversión se ha realizado en becas para participación en eventos de emprendimiento como seminarios o programas de verano en el extranjero, adquisición de licencias para herramienta de emprendimiento y apoyos financieros a proyectos de sus incubadoras. Estas acciones garantizan que 1 de cada 10 egresados opere su propia empresa.

Caso de éxito

Algunas instituciones también han desarrollado sus propias incubadoras de negocios para impulsar proyectos de jóvenes con ímpetu emprendedor, y por esa razón surgen proyectos como el portal Brickeria, que buscan impactar directamente a las comunidades profesionales de todo el país.

El Arquitecto Iván Meza y su socio, el ingeniero Jaime Vizcarra desarrollan este portal que permitirá a todos los involucrados en la industria de la construcción encontrar proveedores, mano de obra y profesionistas cercanos a un radio de 5 kilómetros del terreno de un proyecto, esto con la finalidad de optimizar tiempos y esfuerzos. La aplicación detecta a los proveedores cercanos a través de las redes sociales e internet y las va agregando a su base de datos directamente.

“La plataforma cuenta con el apoyo de CETYS universidad, en donde no sólo nos apoyan con el financiamiento, nos permiten utilizar sus instalaciones y lo más importante, expertos en la materia nos ayudan a desarrollar planes de negocios, darle seguimiento a nuestras plataformas y nos entrenan para poder vender el proyecto o buscar más aliados, realmente es un programa integral”, comentó Meza.

Así como Brickeria, existen otros proyectos realizados por emprendedores que buscan una oportunidad para hacer sus ideas crecer, y si impactan de manera social y económica serán de utilidad no sólo para una comunidad, sino para toda una industria, es papel de la universidades apoyar y desarrollar al talento mexicano.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario