Emprende con gusto y sabor a chocolate

Foto: Especial

En México, el consumo per cápita del producto es de 650 gramos al año

México es un país distinguido por la producción de cacao; sin embargo, hoy en día, esta industria ha dejado de generar grandes cantidades y ha comenzado a importar el producto, principalmente de Europa. No obstante, aunque su cultivo ha disminuido, la calidad y la exquisitez de su sabor siguen siendo reconocidas.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), en el país existe una superficie para cultivar cacao de 61,600 hectáreas y la producción anual rodea las 37,000 toneladas. Tabasco es el estado que más aporta a esta industria, con 73% de la producción total, le siguen Chiapas y Veracruz, respectivamente.

“El promedio de hectáreas por cada productor es de dos; este rango es demasiado bajo. Por ello, estamos trabajando en modificar los procedimientos de cultivo, además de que buscamos renovar las plantaciones para aumentar la producción”, dijo Ignacio de Jesús Lastra Marín, director general de Zonas Tropicales de la Sagarpa.

La estrategia de la dependencia para detonar el sector es la renovación de las hectáreas. Actualmente, se han restaurado 5,000, pero el directivo afirmó que la meta es renovar alrededor de 50,000 espacios productores de cacao. Con esto se espera que todas las empresas del sector tengan mayor crecimiento.

África, la potencia

En el mundo se producen 3 millones 700,000 toneladas de cacao y América Latina genera 14%; África es el continente que tiene mayor aportación, con 68% de la producción total. Costa de Marfil y Ghana son los mayores productores a nivel mundial y México se encuentra en el decimotercer lugar, ya que sólo aporta 2 por ciento.

Uno de los factores que ha influido en la decadencia de esta industria es que el consumo per cápita de este producto rodea los 650 gramos, mientras que en países como Suiza o Estados Unidos el consumo per cápita es de 12 y 11 kilos, respectivamente.

Pero, pese a lo anterior, las pequeñas y medianas empresas (pymes) del sector han sido un soporte para que esta industria siga latente. Actualmente, estas organizaciones representan 20% de la producción de chocolate en nuestro país.

“La Sagarpa, por medio del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), está realizando investigaciones para obtener los mejores clones de cacao y con esto se pasarían de 400 a 1,100 árboles de cacao por hectárea; este aumento significa incrementar la producción y exportación de este producto primario”, afirmó Lastra Marín.

Pequeños productores

En los últimos años, se han dando muchos esfuerzos para mejorar la calidad del cacao, en especial por recuperar las variedades criollas, y los pequeños productores han desempeñado un papel relevante en esta actividad. “Los pequeños productores de cacao en México están rescatando este producto primario, trabajan para mejorar la calidad, además de realizar cosas importantes e interesantes para darle un mejor posicionamiento en el mundo”, dijo Ana García Lascurain, directora del Museo del Chocolate.

Asimismo, la especialista afirmó que en nuestro país existen grandes fábricas de chocolate, como Turín o Ibarra, y cada vez hay más pymes dedicadas al procesamiento de este producto y aunque generan pequeñas cantidades cuidan mucho la calidad. “Se produce poca cantidad con gran exquisitez, pues México le dio el cacao al mundo. Desde tiempos prehispánicos, se trabajaba el cacao con vainilla, flores, achiote y chiles. Es importante recuperar estas tradiciones”, enfatizó García Lascurain.

[email protected]

CRÉDITO: 
Carlos Montes de Oca