Emprendedores ticos quieren conquistar México

Foto: Cortesía

Puerto Vallarta/Ciudad de México. Con 9 años de edad y un historial de acoso escolar, Lucía Quesada Barquero, de origen costarricense, planea conquistar México con su franquicia Gatito Origami. Esta pequeña emprendedora que, tras graduarse de Business Kids, consiguió que su empresa se galardonara como el mejor Modelo de Franquicia Infantil en Expo Franquicias Costa Rica 2016, tendrá la oportunidad de asistir a la Feria Internacional de Franquicias 2017 en la Ciudad de México y comercializar su concepto.

Mi mamá me metió a Business Kids y decidí que mi negocio fuera de origami porque puedes hacer cualquier cosa con el papel. Después me gradué y fui a la Expo Franquicias en Costa Rica, yo no sabía que era un concurso, pero gané”, contó Lucía Quesada, quien el próximo 19 de noviembre recibirá su primera unidad de negocio.

La emprendedora era parte del grupo de seis niños ticos que asistieron al II Congreso Internacional Business Kids, celebrado el pasado fin de semana en Puerto Vallarta, Jalisco. Valentina, Franco, Fernando, Gabriel y Mariana fueron los cinco restantes. Este pequeño, pero enérgico equipo llegó a tierras aztecas con el objetivo de presentar sus proyectos de negocio y conocer a sus pares mexicanos. Pero sus expectativas fueron superadas y amenazaron con volver a México para continuar con la expansión de sus empresas.

Por ahora Valentina se queda. Tal vez no físicamente, pero si en cada uno de los anuncios oficiales de Business Kids México, ya que se convertirá en la imagen oficial de la empresa a nivel nacional.

Aprendiendo a emprender

Si algo caracterizó a los niños costarricenses que participaron en el evento fue su capacidad de transformar un lugar lleno de risas, juegos y diversión, en el espacio idóneo para demostrar sus habilidades empresariales. Frente a un auditorio que no dejaba de cuestionar, los infantes no se intimidaron y compartieron sus planes en el mundo de los negocios y mencionaron sus deseos de ser emprendedores del año.

Fernando Naranjo Elizondo, director general de Business Kids Costa Rica, mencionó en entrevista que ésta es precisamente una de las habilidades que adquieren los pequeños que toman el curso: “Hay niños que empiezan tímidos, pero en cada intento por explicar su negocio mejoran su confianza y su autoestima”.

El empresario agregó que entre los objetivos del programa se encuentra hacer frente al bullying, situación que afecta a varios de los niños que llegan a Business Kids, por lo que se les enseña a liderar, convencer y negociar. “Los padres van viendo cambios y, además de modificar su comportamiento en clases, aprenden conceptos de educación financiera, mercadotecnia y emprendimiento”.

Sin embargo, el principal reto al que se ha tenido que enfrentar el centroamericano es llegar a los padres que no son empresarios ni emprendedores, ya que no entienden los beneficios de trabajar en equipo y desarrollar ideas de negocio:

Por ahora, la mayoría de los niños que terminan el programa son hijos de ejecutivos de alto nivel, quienes les enseñan que la habilidad más importante de los negocios es la disciplina y la perseverancia. Y eso es lo que les transmitimos en Business Kids”, concluyó Fernando Naranjo, quien administra tres franquicias en Costa Rica y planea internacional el concepto en Centroamérica.


zyanya.lopez@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario