Emprendedores cubanos desconfían de la banca

Foto EE: Archivo

La Habana. Pese a que nuevas leyes permiten a los cubanos tomar créditos para financiar sus iniciativas privadas, pocas personas hicieron uso de los préstamos y existe desconfianza hacia las entidades financieras, dijo un directivo bancario.

"Entre todos los cambios que deben asumir (los trabajadores por cuenta propia) al afrontar la nueva actividad, la parte bancaria no ha sido la que más rápido han abordado. Por eso, no solo el desenvolvimiento de los créditos, sino también de las cuentas corrientes no sucedió como se esperaba", expresó el vicepresidente del Banco Central de Cuba (BCC) Francisco Mayobre Lence, en una entrevista con el periódico Granma.

Una norma de finales del 2011 autorizó por primera vez en décadas al BCC a ofrecer créditos para los emprendimientos privados de personas naturales --entonces recién autorizados también--, abrir cuentas corrientes y operar a título propio con las entidades financieras para darle impulso a sus proyectos y recibir pagas.

También el decreto autoriza la entrega de préstamos para la construcción o reparación de viviendas.

Según Mayobre, hasta el fin de septiembre se habían ejecutado 378.011 financiamientos, el 63% de los cuales corresponden a acciones constructivas y un porcentaje no identificado para la adquisición de electrodomésticos, por lo que solo una tercera parte corresponde al financiamiento de actividades productivas, sea entre los agricultores que recibieron tierras en usufructo o los pequeños emprendedores urbanos.

"Se han hecho encuestas y se ha puesto de manifiesto" que los trabajadores independientes "tienen muchas dudas e insatisfacciones con el trabajo del banco", expresó Mayobre.

Con una cultura bancaria casi inexistente desde el triunfo de la revolución en adelante, los cubanos no podían acceder a título personal a créditos y pocos contaban con cuentas de ahorro. Muchas operaciones se realizaban en efectivo.

Según Mayobre, para enfrentar estas deficiencias se comenzó a flexibilizar la documentación solicitada, mientras se dispuso aplicar las tasas mínimas, otorgar períodos de gracia y simplificar los requisitos de las garantías.

El funcionario indicó, sin embargo, que al momento no se reportan problemas con créditos irrecuperables e indicó que los cubanos prefieren el uso de fiadores y autos como garantía.

De todas maneras, los bancos cubanos --todos estatales-- incrementaron su actividad al compás de las reformas económicas del presidente Raúl Castro, por lo que se están extendiendo los horarios de las instituciones y abriendo nuevas sucursales.

Castro comenzó en 2010 un proceso que contempló una apertura limitada a la iniciativa privada, regularización de un mercado de bienes raíces y autos, la entrega de tierra a particulares en usufructo y una reforma impositiva, entre otras. Actualmente hay unas 476.000 personas que trabajan de manera independiente del Estado.

acv

CRÉDITO: 
Notimex