Eficiencia energética, un deber empresarial

Foto: Especial

Sólo dos de cada 10 empresas implementan este tipo de soluciones: Schneider Electric

Todas las empresas tienen diferentes impactos en el mundo que las rodea, no solamente a nivel económico sino social y ecológico, y si bien las tendencias apuntan a que cada vez más negocios de todos tamaños se empiezan a preocupar por cuidar en medio ambiente, expertos afirman que aún queda un largo camino por recorrer.

Jorge Hagg, gerente de desarrollo de negocios de buildings para Schneider Electric, señala que actualmente solo dos de cada 10 empresas están implementando soluciones de eficiencia energética en sus instalaciones.

De acuerdo con la Internacional Energy Agency, para el año 2030 la demanda de energía se duplicará a nivel mundial, sin embargo, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático señala que antes de ese año las emisiones de CO2 en el mundo deberían disminuirse a la mitad para evitar cambios climáticos dramáticos.

Aunque el contexto apuntaría a que todas las empresas deberían disminuir dramáticamente su consumo energético, la realidad es que se trata de un recurso clave para la operación de todos los negocios, hoy en día las plantas industriales de producción y su infraestructura consumen el 31% de la energía global, los servicios de transporte el 28%, las zonas residenciales 21% y los edificios 18 por ciento.

“Las empresas están acostumbradas a pensar en su factura de luz como una consecuencia de su operación, algo que sólo se tiene que pagar, pero se debe cambiar esta idea y aprender que se trata de una materia prima para su producción, por lo que se deben buscar nuevos métodos para usarla de manera eficiente" explicó Hagg.

En el mercado mexicano actualmente hay soluciones como: paneles solares, de control y automatización de energía eléctrica para interiores y extensiones de carga para vehículos eléctricos, con las cuales una empresa puede alinear sus hábitos de consumo energético hacia la eficiencia, que redundará en una reducción de costos significativa.

El ejecutivo de Schneider Electric comentó que este es un tema que influye a empresas de todos giros y tamaños, y subrayó que para lograr ver ahorros es necesario invertir al menos un 35% más de lo que se destina a equipar un edificio, sin preocuparse por focos ahorradores o censores de movimiento para apagar las luces automáticamente; sin embargo, la ganancia será notoria tanto a nivel económico como en el impacto ecológico.

CRÉDITO: 
Marisela Delgado