Heladas afectan al tomate verde

Archivo/Eleconomista.mx

Apertura de fronteras comerciales impactarían de forma negativa a productores nacionales

Mientras que los precios del tomate verde retornan a la normalidad, los agricultores de Sinaloa, principal estado productor, están preocupados por la desaparición de aranceles que se aplicó para controlar el alza de hasta 433%, que se dio de enero a abril en el precio de la fruta, ya que se realizó justo cuando el producto comenzaba a bajar.

En entrevista, Gonzalo Beltrán Collantes, presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (Caades), refiere que la producción de tomate en la entidad actualmente se encuentra en buen estado, por lo que la apertura de fronteras comerciales acabará por afectar a los productores nacionales.

“La Secretaría de Economía (SE) no está cumpliendo para lo que fue creada, está atendiendo a quienes norman los precios, afectando al productor y finalmente al consumidor en cederles todos los cupos y facilidades a los intermediarios y acopiadores. No hay desabasto, el problema son especulaciones”, comenta.

Heladas y mal tiempo

En tanto, Manuel García López, director general de la Caades, explica que el alza registrada en los precios del tomate verde se debió a las heladas que se registraron en febrero de este año y que afectaron las plantaciones en los estados norteños de Sinaloa y Sonora, principalmente.

En el caso de Sinaloa, el siniestro afectó aproximadamente 13% de las 7,000 hectáreas de superficie sembrada de tomate verde, lo que impactó en los precios.

De acuerdo con datos del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados, en la Central de Abasto de la Ciudad de México el tomate verde se cotizaba en los primeros días de enero a 4.5 pesos el kilogramo. Este costo fue aumentando semana con semana para alcanzar los 23 pesos a mediados de marzo. No obstante, a partir de mayo los precios han comenzado a bajar, para ubicarse actualmente en 20 pesos el kilogramo en algunos mercados y hasta 23 pesos en supermercados, baja en precios que coincide con el anuncio de la SE de eliminar los aranceles al producto para estabilizar el mercado.

En este sentido, García López asegura que aunque la helada impactó a la cosecha de Sinaloa la producción se logró reponer, por lo que el estado alcanzará las expectativas de producción para el ciclo otoño-invierno de 52,000 toneladas, que es cuando el estado genera tomate verde.

No obstante –advierte- estados productores de tomate para el ciclo primavera-verano, como Jalisco, podrían ser los más afectados por la desaparición de aranceles, ya que Sinaloa ya ha colocado su producto en el mercado.

El alza de precios no es un fenómeno ni estructural ni permanente, sino que es estacional. Pensamos que si fue un fenómeno estacional (la respuesta por parte de la SE) se debe hacer con mucha precisión y se deben regresar (los aranceles)”, finaliza.

Según información preliminar, al 31 de diciembre del 2013, del Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), durante el 2012 se produjeron 577,820 toneladas de tomate verde en México. De ellas, Sinaloa aportó el 15.7%, Jalisco el 10.9% y Zacatecas el 10.1 por ciento.

[email protected]

CRÉDITO: 
Erick Ramírez, El Economista