Directores financieros ganan terreno cada día

Los directores financieros (CFO, por su sigla en inglés), en México y a nivel global son más felices en sus cargos. Este rol no sólo los ha convertido en los nuevos arquitectos de estrategias de negocios, los coloca en la antesala de la dirección ejecutiva o, como ya sucede en algunos países, teniendo incluso más influencia que ésta.

De acuerdo con el Barómetro del CFO y Liderazgo Financiero 2014, elaborado por segunda ocasión por PageGroup, 85.3% de los directores de finanzas mexicanos se encuentra feliz con su posición, cifra superior a 75% a nivel global. Esto se debe a que el cargo es hoy más importante que antes, y se espera que sus responsabilidades aumenten en los próximos dos años.

La encuesta fue aplicada a 2,847 líderes financieros de 70 países, que trabajan en empresas de distintos tamaños en 15 diferentes industrias, como manufacturera industrial, servicios, retail, salud y banca y servicios financieros. Más de 80% de los entrevistados son miembros del Consejo Directivo, directores ejecutivos o directores de Finanzas.

Federico de Vicente, director de Michael Page México, explicó que el estudio tuvo por objeto conocer cómo se valora la figura del CFO a nivel mundial, y aspectos como adquisición y retención de talento, además de ser espejo de la situación económica de los países donde se aplicó.

El 48.5% de los entrevistados se ve, en los próximos dos años, en el mismo puesto, pero con un papel más multidimensional en áreas como gobierno corporativo, administración de riesgos, análisis de datos, Responsabilidad Social Empresarial, centros de servicios compartidos, relaciones con accionistas, entre otras.

En el caso de los ejecutivos mexicanos, cuya movilidad a nivel CFO está en torno a 16%, estiman que las recientes reformas en materia fiscal y energética, y los planes de infraestructura anunciados por el gobierno federal, abarcarán entre 12 y 13% de su tiempo.

Las prioridades de los líderes financieros son: optimización de costos (61.1%); optimización de procesos (59.6%); flujo de efectivo y liquidez (48.2%); gestión de riesgos financieros (30.8); planificación de recursos empresariales (23.3%), y fusiones y adquisiciones (21.4 por ciento).

En México, las prioridades van en línea con las tendencias globales, pero además, los CFO planean en los próximos meses hacer cambios en: implementación de políticas nuevas (67.4%); implementación de software (48.8%); centro de servicios compartidos (32.6%); centralización (22.5%); outsourcing (12.4%), y descentralización (10.1 por ciento).

Remy de Cazalet, director general de PageGroup México y Centroamérica, comentó que un ejemplo de optimización de costos es el servicio compartido. “Trabajamos con una empresa alemana que instaló su centro de servicio compartido financiero en México para atender desde Canadá hasta Argentina, en lugar de tener uno en cada país”.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Economista