Directivas, marginadas por recesión

El mal momento económico limita los ascensos. Foto: elempresario.mx

La participación femenina en puestos directivos es escasa, y empeoró con la recesión. Prueba de ello es el lugar 98 que ocupa México en un comparativo sobre la brecha de los géneros del Foro Económico Mundial (WEF).

La iniciativa privada de México no se ha abierto a la mayor participación femenina en sus puestos directivos y la recesión vino a empeorar el entorno para la mujer.

Prueba de ello es el lugar 98 que ocupa el país en un comparativo sobre la brecha de los géneros, desarrollado por el Foro Económico Mundial (WEF).

Países de los continentes americano y africano con mucha menor integración comercial, como son Trinidad y Tobago (sitio 19), Barbados (21), Cuba (26), Mozambique (26) y Botswana (39), tienen mayor apertura a la participación femenina en los altos puestos directivos de la IP.

Según los autores del reporte titulado “La brecha de los géneros 2010”, “la recesión económica y la destrucción de empleos sufrida el año pasado pudo haber impactado más, en un primer momento, a las plazas que eran ocupadas por mujeres”.

Éste sería el caso de empresas localizadas en México, España, Francia, Italia y Reino Unido, sobre todo en las industrias automotrices, de ingeniería y construcción, así como la de logística y transporte.

Al desagregar la información, se observa que en fuerza política de representación femenina ocupamos el sitio 65; el 51 en puestos ocupados en Legislatura, directivos y ejecutivos, y el 113 de participación en la fuerza laboral.

Más malas
Según el documento, en la iniciativa privada mexicana casi una cuarta parte de los altos puestos directivos es ocupada por mujeres, es decir, 35.6% del total, no hay una sola Chief Executive Officer (CEO).

México es la única de las tres potencias económicas latinoamericanas que aún no ha revertido la brecha de participación femenina en los altos cargos de los corporativos. Mientras en Brasil, desde 1953, hubo un cambio en la proporción de participación de mujeres, en Argentina, desde 1946. Chile, que fue el más tardío de la región en cambiar la brecha de género, esto en 1972, resultó el primero en ser dirigido por una mujer: Michelle Bachellet.
[email protected]

CRÉDITO: 
Yolanda Morales