Dime, el llamado para conquistar Francia

Foto EE: José Roberto Guerra

Para José Guillermo Garza García, consejero de ProMéxico en París, tratar de conquistar la llamada Capital de la Moda con diseño indumentario es una apuesta arriesgada. Pero no ha sido impedimento para desarrollar Dime, una tienda de creaciones mexicano en donde 15 profesionales del sector comercializan sus productos por un tiempo determinado.

El año pasado abrimos la tienda durante un mes en uno de los mejores barrios de Paris, nuestro objetivo fue el posicionamiento de la marca México, del sector de la moda nacional y de las empresas mismas”, comenta el funcionario en entrevista.

Durante estas cuatro semanas, los diseñadores mostraron al público sus creaciones y fue tal el éxito en ventas que algunos de ellos que tuvieron que solicitar un nuevo pedido de ropa desde México. Para otros, una de las grandes dificultades estuvo en lo costoso de sus productos: “Había clientes que preferían invertir los 700 euros que costaba una chamarra en una marca que ya conocían”, indica Garza García, quien agrega que algunas piezas también fueron exhibidas en Londres y Berlín, ciudades donde se replicó el mismo concepto.

El consejero de ProMéxico añade que una opción alterna de negocio para los 15 profesionales mexicanos fue cada uno de los cuatro eventos privados que se realizaron para compradores al mayoreo. Una vez a la semana, después de las seis de la tarde, la tienda se cerraba para recibir a empresarios interesados en la moda mexicana, quienes tenían oportunidad de entrevistar al diseñador y concretar algunos negocios.

Otros sectores

Pero el diseño y la moda no son el único nicho disponible para conquistar Francia. El sector de alimentos y bebidas se consolida en el país europeo. Por ejemplo, el limón, las berries y el mango mexicano, que ya tienen un lugar en el paladar de los habitantes del país del viejo continente.

“La vainilla, el jarabe de agave, la miel y la chía –productos considerados gourmet– se están abriendo paso”. Mientras que en las bebidas, el mezcal y el tequila ya son 100% aceptados, lo que además facilita la entrada de la cerveza artesanal.

Datos de ProMéxico revelan que en 2014 las exportaciones mexicanas tuvieron un valor de 1,603 millones de dólares, siendo los equipos mecánicos, el material eléctrico, electrónico y de informática y naves aéreas y aeropartes, los principales productos comercializados. Mientras que Francia envió a nuestro país materiales de transporte, productos farmacéuticos, máquinas, productos químicos, perfumes y cosméticos, lo que equivale a 640 millones de dólares.

Respecto al intercambio comercial total, datos de la Embajada de México en Francia indican que éste ha ido creciendo en los últimos años, al pasar de 2,998 millones de dólares en 2009 a 5,471 millones en 2014.

José Guillermo Garza incluye, además, el sector servicios como una tercera opción para conquistar Francia, siendo las startups mexicanas las que mayores posibilidades de éxito tienen.

“Estamos trabajando de la mano del Inadem (Instituto Nacional del Emprendedor) para satisfacer la necesidad que tienen los franceses de paquetería de software, ya que están en busca de tecnología para bancos, aseguradoras, entre otros”, complementa.

También aprovechan el clímax de la industria cinematográfica en Europa para concretar reuniones entre productores de ambos países y facilitar la elaboración de comerciales, cortometrajes y largometrajes.

¿Cómo hacer negocios en Francia?

El primer contacto con los franceses es primordial. Aquí te decimos cómo debería ser esta experiencia:

  • Al francés siempre se le habla de usted
  • La cortesía, la formalidad y el respeto deben predominar
  • Evita los almuerzos y las cenas de negocios
  • No hables inglés, apuesta por el francés o, incluso, el español
  • Un empresario joven genera desconfianza, prefieren negociar con alguien mayor

zyanya.lopez@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.