Día de muertos impulsará el comercio

Foto: Eleconomista.mx

La derrama económica será mayor a 1,184 millones de pesos

La celebración de Día de muertos es una tradición ancestral con profunda raigambre en México, sin embargo, con el transcurso del tiempo, Halloween — un festejo de origen céltico-anglosajón— ha reportado una penetración incalculable en el país, circunstancia que ha provocado modificaciones sustanciales en el escenario comercial del Distrito Federal, que hoy en día hace converger a dos fiestas totalmente distintas.

Así lo revela el estudio elaborado por la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) de la Ciudad de México, cuyo objetivo radica en retratar las conductas comerciales en una temporada con grandes flujos de relaciones económicas.

Y es que a pesar de que 41% de los capitalinos vive la fiesta de los fieles difuntos y todos los santos, otro 41% conmemora ambos festejos, proporción que se adjunta al 15% que solamente disfruta el día de brujas. No es extraño entonces, que el habitual y exquisito pan de muerto, las flores de cempasúchil, las veladoras, la fruta y las calaveritas de azúcar compartan sitio con disfraces, máscaras, pinturas y toneladas de dulces.

En este sentido, de aquellos que destinan su tiempo al Halloween, 32% acostumbra pedir dulces, 23% disfrazarse, 18% ver películas de terror, 12 % organizar una fiesta y 11% asistir a algún evento o visitar antros y bares. Estos porcentajes dimensionan la magnitud del fenómeno que supone la festividad sajona-irlandesa en el mercado nacional, principalmente para el sector juvenil.

No obstante, Día de muertos, costumbre emanada de las entrañas del pasado mexicano, se niega a perder terreno ante prácticas eminentemente foráneas. De hecho, 50% de los defeños rinden tributo a sus fallecidos a través de una ofrenda durante los días 1 y 2 de noviembre, mientras que 58% de los encuestados inauguran una dinámica de movilidad para asistir a ceremonias de corte religioso, visitar ofrendas, apreciar exposiciones o eventos alusivos, así como viajar a otras entidades de la república.

¿Qué nos dice este panorama? La realidad es que actualmente se acude un punto de mixtura de dos cosmovisiones diferentes, que no sólo se intuye gracias a 35% de los entrevistados que funde el homenaje a la muerte con el artificio mágico del truco o trato en la solicitud traviesa de la calaverita, sino en la explosión de ventas equivalente a un 20% o 30% que vivirá 54% de los comercios que han decidido diversificar su oferta.

Asimismo, puntualiza la Canacope, durante la temporada de Halloween-Día de Muertos 2012, el espectro comercial capitalino se escindirá en cuatro categorías: 42% será comercio informal, 40% corresponderá a autoservicios y tiendas departamentales, 15% a comercio formal mipyme y 3% a comercio en línea.

De este modo, la derrama estimada para esta época en el Distrito Federal se sitúa en mil 184 millones 500,000 pesos — 5% menor al año pasado—; de los cuales unos 178 millones 125,000 pesos corresponderán a pequeños emprendimientos del sector mipyme.

[email protected]

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción