En descenso, el turismo en Puerto Vallarta

Archivo/Eleconomista.mx

Desaceleración económica e inseguridad afectan al sector.

Guadalajara, Jal. Durante los últimos tres años, el turismo estadounidense en Puerto Vallarta se contrajo 35% por la desaceleración económica internacional y la inseguridad, aseguró el director del ramo municipal, José Luis Díaz Borioli.

Detalló que 20% obedeció a la crisis económica global del 2009 y 15% a la mala imagen que proyecta a México como un país violento y con serios problemas de inseguridad.

Indicó que en el 2008 viajaron por avión fuera de su país 40 millones de turistas estadounidenses, mientras que en este año la expectativa es que la cifra disminuirá a 32 millones.

“En otras palabras, se contrajo el turismo estadounidense en todo el mundo 20%”, puntualizó.

Débiles expectativas

Estimó que al cierre del 2011 el principal destino de playa jalisciense no logrará recuperar los turistas internacionales que recibió hasta el 2008 -antes de la turbulencia financiera mundial y la influenza humana-, a pesar de la promoción que se realiza por los Juegos Panamericanos y la realización, en marzo próximo, del Tianguis Turístico México 2012.

Puerto Vallarta y la Riviera Nayarit tienen en conjunto una oferta hotelera de 20,000 habitaciones, por lo que la justa deportiva no significa un aumento importante en la ocupación, aunque “sí ha reflejado cinco o 10 puntos porcentuales más que no hubiéramos tenido sin ella”, aseveró el funcionario municipal.

Pese a ser subsede de la justa deportiva con disciplinas como el voleibol de playa, vela, triatlón y nado en aguas abiertas, el destino se encuentra ahora con una ocupación promedio de 55%, por lo que “no representa una incidencia grande dentro de la ocupación de Puerto Vallarta”.

Van por mercado canadiense

El funcionario indicó que para revertir el daño, el municipio apuesta por la atracción de turistas canadienses, aprovechando el convenio firmado entre el gobierno mexicano y el canadiense.

“A través del convenio se liberaron los cielos para que todas las aerolíneas canadienses que quieran volar a México lo puedan hacer”, comentó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Patricia Romo, El Economista