Desarrollo de proveedores requiere política industrial

Foto EE: Archivo

El excoordinador nacional del Programa de Desarrollo de Proveedores del PNUD, Rogelio García Rivera expuso que la transferencia tecnológica es condición indispensable para insertar a la mipyme a la cadena de valor.

México requiere de una política industrial para aprovechar los cambios legislativos en materia energética. Ésta debe impulsar la transferencia tecnológica hacia la micro, pequeña y mediana empresa para ayudarla a insertarse en la cadena de valor nacional y global, consideró el especialista en el desarrollo de proveedores, Rogelio García Rivera.

Para el ex coordinador nacional del Programa de Desarrollo de Proveedores del PNUD, la reforma energética se aprobó sin tener una política industrial. “Tuvimos 70 años de monopolio y nunca se utilizó esto para desarrollar la industria nacional. Teníamos un subsecretario que decía ‘para qué desarrollar tecnología si la puedo comprar’. Desde 1994 a la fecha, el pensamiento de los tomadores de decisiones fue que vinieran de afuera y lo hicieran barato. Con eso creían beneficiar a la población, sin importar que se deshiciera el tejido industrial”.

En México, las mipymes aportan 34.7% en la Producción Bruta Total y 73.8% en la generación de empleos, a pesar de eso registran bajos niveles de productividad lo que dificulta su acceso a mercados internacionales y pone en riesgo su propia subsistencia en el mercado interno.

Entre las causas que limitan el desarrollo de la mipyme están las pocas fuentes de financiamiento, insuficiente conocimiento en gestión empresarial y la baja capacidad productiva y tecnológica. El especialista consideró que es necesario revertir esa situación para su inserción en las cadenas de valor.

“La transferencia tecnológica es la única manera eficiente de hacer que una pyme se suba a los flujos comerciales mundiales. Si un proveedor local hoy le vende a Ford en la planta de Cuautitlán, al rato lo va a hacer con Sinaloa, y luego a Long Beach. Se vuelve un jugador mundial confiable. Las grandes empresas siempre están buscando ahorrar costos y les interesa tener proveedores mundiales”, explicó.

Citó los casos de Alemania y China. Esos países, dijo, entendieron desde hace años la importancia de la transferencia tecnológica en las cadenas de valor de la industria automotriz. Concedieron créditos para formar parques industriales, para herramentales, pero siempre que las empresas proveedoras fueran locales. “Se quedaron con la tecnología y por eso hoy tienen el dominio y el control de las cadenas de valor”.

En el Programa de Desarrollo Innovador 2013-2018, el Gobierno federal se fijó líneas de acción para el desarrollo de proveedores. Entre ellas, facilitar el acceso a insumos y permitir el eslabonamiento dentro de la industria para elevar la competitividad en los procesos productivos; impulsar proyectos de inversión para el desarrollo de proveedores y atraer proveedores y actores internacionales que coadyuven a consolidar las cadenas nacionales y globales de valor.

Brecha de la productividad en la pyme

Haz clic en la imagen para ampliarla

CAMBIOS NECESARIOS

Rogelio García Rivera colaboró en 1999 en el desarrollo del modelo de Diagnóstico Empresarial Nafin MD3, y en la metodología de Desarrollo de Proveedores usado por empresas como Nike, Grupo Desc, Ternium, Festo y Nestlé. En 2008 tomó el mando del programa del PNUD y en 2010 elaboró el proyecto de desarrollo de proveedores de la CFE.

El ahora consultor externo colabora con el gobierno de Sudáfrica en el desarrollo de sus cadenas de valor. En entrevista telefónica consideró que, para impulsar a la mipyme proveedora es necesario crear instrumentos con parámetros técnicos y financieros, que validen de manera efectiva y real reglas como la de contenido nacional, a fin de frenar la importación.

Además, contar con modelos de financiamiento oportunos para factoraje, inventarios, equipamiento. “El herramental es carísimo y la pyme no tiene dinero para ello. Si Nissan le pide que haga un estampado ligero para vender los próximos 10 años los cofres del Tsuru, pierde el contrato porque no tiene dinero para comprar el herramental, y una pyme china se lo queda porque allá sí le dieron el financiamiento. Tienen que dar el dinero para ganar los pedidos”.

Para el experto también se deben eliminar las compras consolidadas. Con esas medida ahorraran poco y no beneficia en nada a las mipymes. “¿Cuántas son las compras que hace al año la CFE? Menos del 3% de sus ingresos. Se ahorra sólo medio punto porcentual. Si va a comprar un millón de transformadores ¿quién lo tienen? Sólo los grandes jugadores, las pymes desaparecen.

Otras líneas de acción son generar modelos de asistencia técnica que permitan a la mipyme adoptar prácticas y modelos de negocios mundiales y actualizar los modelos de formación técnica y superior de las universidades para formar a los talentos que demandará la industria en el futuro.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario