Desaceleración impulsa e-commerce

Albert Serrano, director de Privalia México. Foto: Archivo/El Economista

Privalia, compañía tipo outlet, se vio favorecida y vendió 61% más en el 2013

Ante la desaceleración que sufrió la economía el año pasado, los mexicanos fueron más asertivos al comprar productos de moda con descuento vía Internet, impulsando 61% las ventas en México de Privalia durante el año pasado, una de las principales compañías en Hispanoamérica en e-commerce.

Para Albert Serrano, director de la compañía, lo anterior se debe a que los consumidores pueden seguir adquiriendo marcas originales pero a precios menores, “somos un modelo de negocio poco cíclico, al ofrecer descuentos de forma regular, cuando hay desaceleración, nuestros clientes aprovechan, pues tienen menos dinero disponible, pero pueden seguir comprando marcas originales”, dijo.

Privalia es una compañía de origen español tipo outlet que llegó a México hace cuatro años, durante el 2012 tuvo ventas globales por 554 millones de dólares y cuenta en el mundo con 20 millones de usuarios. Opera bajo la marca Privalia en España, México, Italia y Brasil. En Alemania lo hace a través de Dress for Less.

El directivo advirtió además que 56% de las compras realizadas por los usuarios mexicanos en el portal el año pasado se hizo a través de dispositivos móviles, “estamos creciendo a paso muy fuerte en el e-commerce”.

Sin embargo, su aterrizaje al país no fue en terreno fácil. Serrano narró los desafíos que tuvo la compañía al llegar a México en un momento en que el comercio electrónico estaba despegando y el uso de pagos electrónicos no era común, pero que también era una ventaja. “Tuvimos que superar la falta de confianza en e-commerce y que los usuarios dejaran de tener miedo al usarlo, además necesitamos poner otros medios de pago que no teníamos en otros países”, explicó el directivo.

Comercio a la alza

De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Internet, en el 2009 el comercio electrónico en México tenía un valor cercano a los 24,500 millones de pesos, y para el 2013 alcanzó los 121,600 millones de pesos, y es que pese a que aún no todos los hogares mexicanos tienen una computadora, los dispositivos móviles como los celulares han ayudado a cerrar esa brecha en el país.

El comercio electrónico crecía menos que otras regiones de América Latina como Argentina y Brasil, pero sabíamos que tenía todo el potencial para crecer”. Serrano explicó que ahora hay más competencia, lo cual es benéfico para los usuarios.

Además, este año lanzarán de forma global su marca de ropa para hombre y mujer, bajo la dirección de Manel Adell, quien se incorporó a la compañía en enero tras dejar un cargo ejecutivo en Desigual, una empresa española de moda que factura más de 500 millones de euros anualmente.

[email protected]

CRÉDITO: 
Ivette Tejeda, El Economista