¿Quién debe ser el nuevo presidente del Inadem?

Foto EE: Archivo

La continuidad y relevancia que ha alcanzado el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) requiere que su nuevo presidente tenga el peso político e influencia necesaria para exigir al gobierno federal y al poder legislativo dotar de mayores recursos para el único organismo que a nivel federal apoya a los emprendedores y a las micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes) del país, enfatizan empresarios, académicos y autoridades locales.

El pasado 1 de febrero se informó el Enrique Jacob Rocha, quien fuera presidente del Inadem desde su creación en enero del 2013 a la fecha, dejaba el Instituto para incorporarse como coordinador de la campaña electoral de Alfredo del Mazo, aspirante priista a la gubernatura del Estado de México.

Más tarde, personal de ese organismo confirmó la salida de Jacob Rocha mediante un mensaje vía Whattsapp en el que agradecía a los medios el apoyo durante sus cuatro años de trabajo. Ahora, corresponde a la Secretaría de Economía informar quién ocupará ese cargo durante los dos años siguientes que faltan para que concluya la administración de Enrique Peña Nieto.

De 2013 al 2016, el Inadem ha manejado recursos por más de 33,000 millones de pesos. El 2014 fue el año en el que contó con su mayor presupuesto, unos 10,200 millones y a partir de entonces éste se vino desplomando hasta quedar en 3,760 millones, de los cuales 2,485 serán destinados a las 14 convocatorias con las que contará en el ciclo 2017.

Desde su fundación y hasta julio del 2016, el Fondo Nacional Emprendedor (FNE), que gestiona el Inadem, recibió más de 141,000 solicitudes de apoyo por un monto superior a 91,000 millones de pesos; se constituyeron 35 fondos de inversión y se financiaron a 337,000 mipymes con el programa de garantías, entre otros resultados.

Sin embargo, el Inadem también ha estado bajo la lupa de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la cual detectó diversas irregularidades en la cuenta pública 2013 y 2014, lo que llevó incluso a proponer la suspensión total o parcial del FNE.

A la fecha, el Inadem ha solventado 18 observaciones y quedan por justificar otras ocho, de acuerdo con información de la ASF.

PALOMEAN GESTIÓN

Organismos empresariales, académicos y representantes de gobiernos estatales destacan la labor de Enrique Jacob Rocha, de quien afirman dejó buenas cuentas, y delinea el perfil que deberá cumplir el próximo presidente del Inadem.

“A él le tocó ser fundador y dar las bases del Instituto, esperamos que éste trascienda por muchos años. En este proceso de aprendizaje, Enrique Jacob ha dejado buenas cuentas, lo que quisiéramos es ver un instituto con mayores recursos en el futuro”, indica Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Enrique Solana, presidente de la Confederación de Cámaras de Comercio (Concanaco) destacó el trabajo de transparencia del Inadem.

En su Índice de Desempeño de Programas Públicos Federales, la organización Gestión Pública (Gesoc) colocó al FNE como el programa mejor evaluado de un total de 161 instrumentos de la administración federal para apoyar a las mipymes y a los emprendedores. Asimismo, ha sido reconocido por el Consejo Nacional de la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En ese sentido declara Luis Miguel Beristain, director de Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera, del Tecnológico de Monterrey, una de las instituciones académicas más activas en temas de emprendimiento. “El manejo del FNE fue su principal legado, muy bien estructurado, transparente y con reglas claras”, indica.

Por su parte, José Antonio Gutiérrez Jardón, presidente de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico (AMSDE), afirma que siempre hubo apoyo del Inadem para ese organismo. “Estamos muy agradecidos por su papel y desempeño”, declara.

Durante su gestión al frente de la delegación zacatecana de la Canacintra (Cámara Nacional de la Industria de la Transformación), Joshua Mendoza Jasso fue una de las voces más críticas contra el Inadem, a la que acusó de hermetismo en la evaluación de proyectos y discrecionalidad de recursos.

“El Inadem fue una de las catástrofes del gobierno de Enrique Peña Nieto” señala en entrevista Mendoza Jasso, quien se desempeña como secretario de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Zacatecas.

Los entrevistados consideran que el próximo presidente del Inadem debe tener un decidido compromiso con las instituciones productivas del país, en especial con las mipymes.

“Debe ser una persona con cartas probadas en actitud y compromiso con la transparencia y conocimiento de las empresas”, indica Gustavo de Hoyos. “Debe ser muy trabajador, sencillo y estar dispuesto a recorrer todo el país”, destaca Enrique Solana. También debe tener una buena relación con el sector político y el empresarial del país, subraya por su parte el presidente de la AMSDE.

Aunque dentro del Inadem hay personas con amplia experiencia en el tema de apoyo a mipymes y emprendedores, los entrevistados consideran que el nuevo presidente debe venir de fuera del organismo y que tengan la suficiente fuerza para “exigir al legislativo y al gobierno federal mayores recursos”.

“Hay gente -dentro del Inadem-muy capaz, pero no los veo con fuerza para ir a una comisión de Economía, de Presupuesto y con el Secretario de Hacienda para decirles que se requieren más recursos, necesitamos un cabildero y ellos no la tienen todavía”, indica el presidente de la Concanaco.

“Debe ser alguien externo al Inadem” propone Mendoza Jasso, ya que el instituto “requiere una reingeniería completa y si dejamos a alguien de las direcciones actuales seguiríamos con la misma política”, expone.

Finalmente, Luis Miguel Beristain indica que el próximo presidente debe ser alguien “sensible a la realidad de los emprendedores y empresariado nacional. No podemos pretender importar modelos extranjeros, necesitamos crear un modelo propio de los mexicanos para incorporarnos a la dinámica global de la economía”.

El académico confía en que se nombre a alguien dentro del Inadem, pero “sabemos que los nombramientos no siguen esa lógica, en cuyo caso vamos a confiar en que el equipo que se quede en el Inadem pueda arropar (al nuevo presidente) para seguir impulsando estas iniciativas”. (Con información de Elizabeth Meza y Lilia González)

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.