El decálogo del candidato ideal

Foto: Especial

Para conseguir el éxito es necesario prepararse

Cuando están a las puertas de conseguir una oportunidad laboral, es natural que los potenciales candidatos cometan equívocos asociados al nerviosismo, la inexperiencia, o la carestía de conocimientos. En atención a semejante problemática, Adecco, empresa de soluciones en capital humano, ha construido un decálogo que incluye diez comportamientos vitales para el éxito de los solicitantes en su búsqueda de empleo:

  1. Tendrás claro lo que quieres, hacia dónde va tu carrera y en qué área te interesa desarrollarte. Antes de iniciar la búsqueda de un trabajo, resulta fundamental hacer un ejercicio de honestidad personal, con el que el candidato defina sus intereses profesionales. Una vez definido el destino, debe asegurarse de que esa posición lo hará sentir pleno, porque se trata de una actividad que en verdad le apasiona.
  2. Conocerás la empresa en la que quieres trabajar. Para entrar con el pie derecho a cualquier organización, es preciso conocerla. Basta con una breve investigación en línea para ubicar sus productos, servicios, misión, visión y valores. Además es de ayuda, leer algunas noticias publicadas recientemente sobre la empresa. La información adquirida reafirmará la decisión de trabajar en esa compañía y ayudará a enfrentar la entrevista de trabajo.
  3. Elaborarás cuidadosamente tu CV. La primera carta de presentación del candidato es su CV, por lo tanto debe dedicarle tiempo a su diseño. Algunas de las recomendaciones a seguir en esta materia son: Incluir sólo información de interés para el empleador, enfocarlo a la vacante que interesa, organizar los datos de manera lógica, ser breve y conciso, usar elementos que faciliten su lectura, evitar los errores de ortografía y redacción, cerciorarse de que los datos incorporados estén actualizados y sean reales, darle una presentación limpia y profesional.
  4. Sólo aplicarás para vacantes que se ajustan a tu perfil profesional. Es una pérdida de tiempo para el candidato y el reclutador, aplicar para una vacante que requiere de un perfil diferente. El empleador no se apiadará del candidato ni la empresa cambiará el perfil.
  5. Buscarás empleo en bolsas de trabajo reconocidas y jamás pagarás para que alguien más te consiga empleo. Nada más riesgoso que subir los datos personales del candidato a bolsas de trabajo de dudosa credibilidad. Es importante verificar que el servicio sea proporcionada por empresas serias (como las que forman parte de la Amech), universidades u organismos gubernamentales...
  6. Mantendrás una buena imagen (real y virtual) mientras buscas empleo y también cuando lo obtengas. La forma de conducirse en la vida real y en la virtual (a través del uso de perfiles en redes sociales) dice mucho del prospecto. Actualmente los reclutadores evalúan este aspecto y suelen revisar los perfiles electrónicos para constatar la seriedad del candidato.
  7. Llegarás a tiempo y preparado para enfrentar las entrevistas laborales y sus preguntas difíciles. La única manera de salir airoso de una entrevista de trabajo es preparándose para enfrentarla. También resulta indispensable pensar en las posibles respuestas a preguntas complicadas, por ejemplo. ¿Por qué dejaste tu último empleo?, ¿por qué nunca has trabajado?, ¿cuánto quieres ganar?, ¿cuál es tu mayor debilidad?
  8. No mentirás en ningún momento durante tu proceso de selección. Si llegas a mentir, lo más seguro es que el reclutador lo note y en ese momento rechace tu candidatura. Aun en caso de que no lo notara y te dieran el puesto, si la empresa se entera posteriormente de tu desliz, puede rescindirte legalmente la relación laboral sin responsabilidad alguna. Es mejor presentarte como eres y aspirar con objetividad a una plaza que puedas cubrir.
  9. Contactarás a tu reclutador sólo en caso necesario, de manera prudente y respetuosa. Si el reclutador dice que te llamará, hay que esperar la llamada. Espera que haga contacto por lo menos un par de semanas después de tu entrevista. Si decides buscarlo, hazlo siempre de manera respetuosa.
  10. Seguirás preparándote y desarrollándote profesionalmente siempre, aunque ya tengas trabajo. Una máxima que nos aplica a todos, el candidato que no tiene deseos de superación es difícil que se convierta en un colaborador valioso para las organizaciones. El talento se cultiva siempre.

Éstas son algunas de las recomendaciones que la firma despliega con el propósito de que los solicitantes detecten sus áreas de oportunidad y ocupen el tiempo necesario en pulirlas.

[email protected]

CRÉDITO: 
Equipo de Redacción