Cuba, primera parada a la expansión de tu empresa

Foto: Especial

El empresario mexicano aún no lo sabe o no lo tiene muy claro, pero las relaciones comerciales que Cuba sostiene con 160 países de América, Asia y Europa, hacen de la isla una plataforma para que las empresas mexicanas, sobre todo las de mediano tamaño, comiencen o continúen sus planes de expansión.

Pero, como en todo, el empresario mexicano debe saber cómo hacer negocios en la isla. Por ejemplo, los artículos de fiesta y decoración de eventos no son una prioridad para el gobierno cubano y si planea entrar con la venta de cosméticos por catálogo, tal vez le convendría replantear su estrategia comercial. En cambio, si es productor de frutas y hortalizas puede tener una gran oportunidad.

Tras las reformas a la Ley de Inversión Extranjera de Cuba, varias firmas mexicanas han expresado su deseo de incursionar en la isla. Luis Cabrera Cuarón, embajador de México en Cuba y responsable de la oficina de ProMéxico en la isla, recuerda en entrevista telefónica que en la Zona Económica de Desarrollo de Mariel (ZEDM) operan desde el 2015 dos compañías mexicanas: Richmeat de Cuba, una procesadora de cárnicos que emplea entre 25 y 45 personas y Devox Caribe.

Cabrera Cuarón menciona un tercer proyecto, a cargo de Unilever México, para construir una planta que producirá artículos de aseo y cuidado personal y para el hogar, que según algunas fuentes tendrá una inversión de 35 millones de dólares y empleará a 300 personas. Se prevé que la planta comience a funcionar en los primeros meses de este año.

El embajador indica que estos tres proyectos forman parte de un portafolio de 11 iniciativas para Mariel, cuya zona cual ofrece diversos incentivos como una fuerza laboral capacitada, posición geográfica privilegiada y un régimen tributario especial: 15% del impuesto sobre utilidades para inversión extranjera mixta y 35% para capital 100% extranjero, exención impositiva por 10 años y luego de ese periodo tributan un 12%, explicó Ana Teresa Igarza Martínez, directora general de la Oficina de la ZEDM, al periódico Granma.

Además de la cartera para ZEDM, hay otras 29 iniciativas de compañías mexicanas con las que trabaja ProMéxico. En tanto que la Cámara Binacional de Negocios México-Cuba, a cargo de Beatriz Barreto Uzcategui, que durante el 2016 llevó a 140 empresas mexicanas de todos tamaños de las que se tomaron 14 proyectos para inversión y proveer insumos a Cuba.

La presidenta de la cámara precisa que su labor es la de un facilitador que “climatiza” los relaciones entre los empresarios de ambos países, con base a la realidad de cada nación.

“La participación de México -en ZEDM- ha sido poquita y creo que se trata de explicarle al empresario mexicano que tiene el perfil para entrar a Cuba los beneficios de hacerlo, por eso es importante el trabajo que estamos haciendo y por ello no tenemos un listado tan grande de empresas, porque hacemos un trabajo personalizado, pero creo que a comienzos de este año veremos más participación de México en Cuba y viceversa”, confía Barreto.

La presidenta indica que la cámara está trabajando en tres proyectos “muy importantes, quizá van a ser los más importantes de inversión privada de México en Cuba”, del sector salud y turismo.

“Ya se firmaron los convenios de confidencialidad por lo delicado de los temas, pero van en un intercambio de las partes y ya hubo el de información, con visitas de las delegaciones de ambas partes. Son proyectos que se llevan su tiempo por su contenido y lo que representa, pero estamos convencidos de que son positivos para ambos países”, comparte la entrevistada.

Beatriz Barreto reconoce que al empresario mexicano le preocupa la incertidumbre jurídica, sin embargo, afirma que el gobierno es muy claro en sus términos: “tú sabes a qué le puedes entrar y a qué no. Por ejemplo, no está permitida la inversión de extranjeros en la educación de los cubanos, ni en la atención de la población, tampoco se permite la venta de la tierra”.

Oportunidad para pymes

Cuba tiene 15 sectores prioritarios en los que le interesa atraer inversión bajo tres esquemas: asociación económica internacional; empresa mixta y la de inversión 100% extranjera. En el primero caso, Beatriz Barreto asegura contar con la propuesta de grupos mexicanos para el mercado mayorista de construcción, textil (producto terminado y materia prima), autopartes y repuestos.

La consultora de negocios considera que las pymes mexicanas pueden participar en las etapas intermedias de la producción y no necesariamente llegar al mercado cubano con productos terminados. Un ejemplo de lo que se requiere es un resort con más 20,000 cuartos que requerirá suministros como artículos de limpieza, de tocador, uniformes, capacitación y tecnología.

A pesar de las semejanzas culturales y la hermandad entre ambos pueblos, no es recomendable llegar sin apoyo de asesores a Cuba. En un videochat con empresarios mexicanos, el embajador Luis Cabrera Cuarón recordó que para abrir una empresa mexicana en La Habana tiene que cumplir varios requisitos, entre ellos tener cinco años constituida en su país de origen, tener tres años de negocios estables con Cuba, con un volumen de negocios con empresas cubana de 500,000 dólares anuales como mínimo y tener un capital social mínimo de 50,000 dólares.

En el ejercicio, el embajador contestó 42 de 66 preguntas y entre sus respuestas reconoció que las pymes pagan impuestos relativamente altos. La oportunidad que tienen estas unidades económicas para entrar al mercado cubano dependerá del producto que se trate, por ejemplo, contestó a un fabricante de joyería de plata que su producto podría tener posibilidad a través de tiendas mayoristas e importadoras, que ubiquen el artículo en tiendas específicas de joyería.

En el videochat, comentó a petición de un participante que los artículos de fiesta y decoración de eventos son manejados por empresarios cubanos que trabajan por cuenta propia y no tiene autorizado importar directamente artículos. En cambio, un productor de jitomate tipo saladette y otras hortalizas tienen cierta demanda en la isla, indicó el embajador.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario

comerciar

Imagen de migeul angel

comercializo productos agropecuarios y artesanales mexicanos, me podrian orientar si puedo hacer negocios en cuba de manera directa.. espero sus valiosos comentarios..

Respuesta y contacto

Imagen de Angélica Pineda

Hola Miguel Ángel,
Te sugiero acercarte a Proméxico y en particular con su oficina en cuba
http://www.promexico.gob.mx/es/mx/havana

También a la Cámara Binacional de Negocios Mx-Cuba
http://www.camarabnmexico-cuba.com.mx/

En ambos lugares te puede orientar al respecto.
Saludos y suerte.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.