Crecimiento desordenado de las urbes

Foto: El Economista/Gilberto Marquina

El problema se ve reflejado en pérdidas de horas-hombre valuadas en 33,000 mdp al año

Las ciudades mexicanas crecen bajo un modelo distante, disperso y desconectado, caracterizado por la expansión desproporcionada, fragmentada y no planificada de la mancha urbana, aseguran el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) y CTS Embarq México.

Mientras la población urbana del país se duplicó en los últimos 30 años, la superficie ocupada se multiplicó por seis, lo que generó grandes distancias entre los centros de trabajo y las zonas habitacionales, así como tierras ociosas, pauperización de la vivienda y falta de movilidad.

De acuerdo con el estudio “100 ideas para la reforma urbana”, lo anterior acarreó, a su vez, consecuencias para la economía, el desarrollo humano y social, así como el medio ambiente. Según el Imco, de 40 años de vida productiva, el mexicano pasa tres de ellos, en promedio, atrapado en embotellamientos, con una pérdida de horas-hombre valuadas en 33,000 millones de pesos al año, tan sólo en la ciudad de México. Paralelamente, hay un problema de desaprovechamiento de suelo y pobreza.

Existen -añade el documento- al menos 85,000 hectáreas intraurbanas baldías, en las cuales se podrían construir 5.1 millones de viviendas. Por otra parte, se estima que 35.7 millones de mexicanos viven en situación de rezago habitacional por falta de servicios básicos.

“El Pacto por México se había fijado la meta de crecer a 5% a lo largo de estos seis años (…). Para lograr esta meta resulta fundamental contar con el aporte de las ciudades. El impacto de las metrópolis no es menor: el conjunto de las 93 urbes con población superior a los 100,000 habitantes contribuye con 88% de la producción bruta total del país”, agrega.

Por todo ello, el patrón de ocupación territorial que siguen las ciudades mexicanas atenta “gravemente” contra la concreción de los objetivos en desarrollo económico y humano del país, aseguran el Imco y CTS Embarq México.

Propuestas

Para contrarrestar esta tendencia, ambas instituciones propusieron 100 ideas, las cuales serán presentadas al gobierno federal para su consideración y aplicación en siete pilares: planeación territorial, desarrollo metropolitano, eficiencia del suelo urbano, movilidad, vivienda, recuperación de barrios e innovación.

Entre los principales planteamientos se encuentra otorgar a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano mayores facultades para la planeación y evaluación del desarrollo urbano, mecanismos fiscales para redireccionar el crecimiento de las ciudades, candados a recursos federales con el fin de incrementar la eficiencia en la expansión urbana y una mayor inversión en transporte público, entre otras.

Mayoría

Según el estudio, 78% de la población nacional vive en una zona urbana. Existen 59 zonas metropolitanas, donde viven más de 63 millones de mexicanos. En 1990 eran 37 regiones conurbadas.

[email protected]

CRÉDITO: 
Erick Ramírez, El Economista