Crece empleo manufacturero

Archivo/eleconomista.mx

Fabricación de equipo de transporte, maquinaria y equipo e industrias metálicas básicas, las de mayor crecimiento.

El personal ocupado en el sector manufacturero registró un aumento de 2.9% en mayo frente a igual mes del 2010, de acuerdo con datos de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera que lleva a cabo el INEGI.

De acuerdo con el Sistema de Clasificación Industrial de América del Norte, el empleo en el sector manufacturero se incrementó principalmente en el subsector de fabricación de equipo de transporte (15.6%), maquinaria y equipo (8.4%), industrias metálicas básicas (6.8%), productos metálicos (5.1%), industria del plástico y del hule (4%), productos con base en minerales no metálicos (3.9%), esencialmente.

En contraste, el personal ocupado descendió en los subsectores de fabricación de prendas de vestir con (-6.6%), industria de la madera (-4.7%), insumos y acabado de textiles (-2.9%), industria de las bebidas y del tabaco (-2.5%), productos derivados del petróleo y del carbón (-2.2%), y (-1.1%) en la industria alimentaria.

Cabe destacar que en la misma comparación anual, los sueldos, salarios y prestaciones sociales se redujeron (-)0.1%, y las horas trabajadas aumentaron 3.2 por ciento.

Los subsectores que reportaron descensos significativos en las remuneraciones por persona ocupada fueron: el de productos metálicos (-5.6%), productos con base en minerales no metálicos e industria de la madera (-3.8% respectivamente), productos textiles (-1.7%), excepto prendas de vestir.

En contraste, las remuneraciones se incrementaron significativamente en los subsectores de productos derivados del petróleo y del carbón (10.4%), insumos y acabado de textiles (1.9%), impresión e industrias conexas (1.8%), maquinaria y equipo (1.6%), principalmente.

En su comparación mensual, los datos de la encuesta indican que el personal ocupado del sector manufacturero disminuyó 0.05% de abril a mayo del 2011, en tanto que las horas trabajadas aumentaron 0.46 por ciento.

[email protected]

CRÉDITO: 
Redacción, El Economista