Costo de abrir y cerrar empresas desnivela avance económico

Foto EE: Miguel Blancarte

La heterogeneidad que hay en los estados de la República Mexicana en el costo de los trámites para abrir o cerrar una empresa, ocasiona que los incentivos para crear éstas sean diferentes entre una región y otra, esto a la larga lleva a que el desarrollo económico sea poco homogéneo a nivel nacional, destaca un estudio del Observatorio Nacional del Emprendedor (ONE).

El reporte Construcción, generación y análisis de indicadores para medir el estado y evolución del ecosistema emprendedor en México, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Fundación IDEA, destaca el rol que juega dentro de la política empresarial del país, el costo y el tiempo que requieren los emprendedores para la apertura o cierre de una compañía.

En su análisis sobre la política pública de apoyo a las micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes) en temas como cargas fiscales; costos para abrir o cerrar una empresa y contratación o despido de personal, los autores recuerdan que México ocupa la posición 67 entre 189 países en la facilidad para la apertura de un negocio, de acuerdo con el Banco Mundial. Tras estudiar las 32 ciudades del país, los investigadores observador un promedio de 6.7 procedimientos y 12 días para inscribir una empresa.

“Cumplir con cuatro procedimientos para abrir una empresa: registro ante el SAT (Servicio de Administración Tributaria); ante el IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social); acta constitutiva y registro de la razón social, los empresario reportan en promedio tardar 2.1 meses y gastar 7,724 pesos”, indica el estudio.

Por otro lado, para clausurar un negocio, nuestro país ocupa la posición 27 dentro de las 189 economías analizadas por el organismo internacional. “El tiempo promedio para cerrar un empresa en México es de 1.8 años, con un costo promedio de procedimiento de quiebra que representa 18% del valor de los bienes”.

Los investigadores también analizaron la facilidad que tienen las mipymes y emprendedores para contratar o despedir personal. Lo que hallaron fue que en los estados del sur, los empresarios ven mayor dificultad para contratar personal, con respecto a la región centro o norte del país; aunque la misma zona sur reporta mayor facilidad para despedirlos. En los empresarios del norte reportan mayor dificultad para cesar a los trabajadores.

Sobre el tema fiscal, el estudio indica que los requerimientos para el pago de impuestos no son claros y los requerimientos demandan muchos pasos y trámites, lo que se traduce en mayores costos. Los investigadores reconocen los avances: el número de horas para preparar y pagar impuestos pasó de 550 horas que se dedicaban en 2008 a 350 horas en la actualidad, sin embargo, sigue siendo una cifra por encima del promedio de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos).


Recomendaciones

Los investigadores del PNUD-Fundar recomiendan facilitar a las mipymes el pago de impuestos a través de la reducción de procesos y trámites; así como simplificar la comprensión de los requerimientos. El impacto sería una menor evasión tributaria por parte de estas unidades económicas.

También instan a simplificar los requerimientos para la apertura de un negocio e incentivar la contratación de personal, mediante una reducción de las cargas impositivas. El resultado, prevén, sería más empresas formalmente establecidas.

El estudio de PNUD-Fundar que fue entregado al ONE, también analiza el financiamiento, apoyo a emprendedores mediante cámaras empresariales y otros organismos; mercados, capital humano; infraestructura; investigación y desarrollo, además de la cultura emprendedora.

Sobre el financiamiento, indica que “no está claro que el rol del gobierno deba ser el de cerrar la brecha de financiamiento para las mipymes”; además de que, en su intento por aumentar la disponibilidad de créditos, podría estar generando, de manera involuntaria, incentivos perversos que impidan al mercado jugar su papel.

Por ende, insta a facilitar a las mipymes el acceso a la información sobre las oportunidades de financiamiento; crear más fondos de inversión e impulsar mecanismos que lleven a una mayor participación de éstas en los mercados de valores.

También recomienda simplificar los trámites y documentos para cumplir con las obligaciones fiscales, de manera que las mipymes puedan reducir la contratación de servicios legales y contables, que le generan mayores gastos.

Además, difundir los programas de apoyo no financiero que ofrece el gobierno, con una campaña informativa dirigida a esas empresas.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario