Forma parte de la era web 2.0

Foto: Cortesía

Contrata talento fresco y potencializa tu negocio

Como en la revolución de la ilustración francesa de finales de siglo XVIII, hoy el mundo y las empresas experimentan una época similar, pero ahora con relación a la Web 2.0, era en la que conviven y compiten dos tipos de liderazgo empresarial: uno industrial y otro digital.

Lo anterior fue expresado por Alejandro Nava, de la firma Pro management, en su conferencia “Liderazgo 2.0”, en la que convoco a los asistentes a alejarse del liderazgo de la era industrial, y subirse al de la Web 2.0, porque éste último genera “escenarios colectivos que cultivan la transparencia, la colaboración, la diversidad, la flexibilidad y el aprendizaje en la acción”.

Afirmó que todo tipo de organizaciones pueden evolucionar para alcanzar este tipo de liderazgo y para hacerlo se requiere “pensar diferente con el objetivo de romper las formas tradicionales de trabajar”. Les recomendó así perder el miedo a establecer una organización horizontal, la que a veces resulta “incontrolable”.

En su participación en el evento “RH evolución 2012”, organizada por Sodexo, Nava recomendó a los emprendedores y a los empresarios a realizar dos preguntas a sus empleados: ¿Tienes la oportunidad de hacer cada día lo mejor que sabes hacer?, ¿Qué puedo hacer yo como líder para que tú des lo mejor?

Mencionó que tales cuestionamientos los hizo la firma Gallpup en una encuesta y que de las respuestas se desprende que los empleados están subutilizados, pero también que surgen “tesoros de cambio, que demandan capacitación y generación de compensaciones”, entre otras.

Para alejarse de la organización industrial, ya caduca, explicó que el líder empresarial debe “entender el poder de la colaboración, además de tener a alguien diferente a él, de alta confianza, que le diga las cosas que deben cambiarse. Como ejemplo de esto citó a los creadores de Google, Sergey Bryn y Larry Page; a Bill Gates y Steve Balmer, crearon a Microsoft, mancuernas de liderazgo que hicieron de una microempresa grandes corporaciones.

En consecuencia, como líder debe formar un equipo que le diga lo que no quiere escuchar, pero necesita oír.

Para formar parte de la era Web 2.0 recomendó creer en el poder de la colectividad, formar equipos a los que debe premiar por lo que creen en conjunto, y soltar proyectos, como por ejemplo que el equipo de ventas reclute a nuevo personal. “Se debe aprender a confiar de manera inteligente en la gente, porque ésta desea aportar, es creativa”.

Finalmente, sugirió que para retener talento se debe recompensar justamente al empleado, integrarlo a un equipo energizante, que aporte y realice algo trascendente.

El consultor en Recursos Humanos sugirió a los líderes de empresas tradicionales las siguientes acciones para subir su empresa a la Web 2.0:

  • Contratar a jóvenes porque traen frescura de pensamiento y rompen estructuras caducas.
  • Emular lo que hace las empresas Web 2.0: innovan en compensaciones, poseen esquemas de reclutamiento minuciosos, en donde la persona que ingresa rola por seis funciones y ella decide en cuál se queda.
  • Generar oportunidades para que los empleados crean en ellos y sean inventivos como en las empresas web 2.0.
  • Poner a fin al esquema tradicional de que el empleado cuida la creación del emprendedor, y propiciar que todos innoven, como Google, que tiene la encomienda de que todas las personas, sin excepción, deben crear algo.
  • Replicar el talento emprendedor mediante pequeños emprendedores dentro de su negocio.
CRÉDITO: 
Leopoldo Trejo

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.