Contrata un seguro para tu Pyme

Foto: AP./ elempresario.mx

Las empresas en el mundo y en particular en México consideran más el aseguramiento de su patrimonio en mayor medida. Las características deberán incluir una cobertura integral, ya que en principio cualquier riesgo que pueda suponer una amenaza en el proceso productivo debe ser considerada. Específicamente, en las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) la ocurrencia de un siniestro puede ocasionar la pérdida del patrimonio o el cierre del establecimiento. En ambas situaciones las consecuencias pueden ser desastrosas.

Los cambios climatológicos que están generando catástrofes sin precedentes, presentan buenas oportunidades al sistema financiero para acaparar un mercado potencial grande. Hoy día las Pymes deben considerar la contratación de coberturas que los protejan contra daños producidos contra incendios, terremotos, erupciones volcánicas, explosiones; fenómenos hidrometeorólogicos, como lluvias, vientos, nevadas, granizadas, heladas, también inundaciones, marejadas, avalanchas de lodo, caídas de árboles, postes o antenas, entre los principales, y por supuesto también los efectos secundarios. Aunque como siempre es conveniente leer las letras chiquitas, pues existen zonas en el país definidas donde se presentan este tipo de fenómenos y donde se aplican las coberturas y contrataciones de seguros contra este tipo de fenómenos naturales.

Especialización

No hay que olvidar que si el giro de la empresa es muy especializado, es posible adquirir un seguro que permita mediante una póliza especial también asegurar dicho bien o instalación. Finalmente, no hay que olvidar que todo seguro debe de tener un apartado de responsabilidad civil, comúnmente conocido como daños a terceros, ya sea por una eventualidad en la operación en el interior de la empresa o algún daño provocado por la misma.

En México, la existencia de las Pymes plantea también el reto de ofrecer buenos servicios. Cabe recordar que las Pymes representan 99% de las unidades económicas y generan alrededor del 50% del Producto Interno Bruto (PIB), además de otorgar más del 70% de los empleos formales. Sin embargo, un porcentaje muy pequeño de empresas son las que tienen contratado un seguro: se estima que es menos del 10% tienen un seguro que cubra desastres naturales.

Para concluir, es importante conservar copias de las pólizas en lugares adecuados, una copia en casa, por ejemplo, ya que de ocurrir un siniestro en la empresa, podría perderse toda la información, aunque también ya existen seguros que consideran la reposición de documentos y programas informáticos, derivado de cualquier suceso de los antes mencionados.

*Lic. Adolfo Villegas Hernández, Universidad Panamericana.

[email protected]

CRÉDITO: 
*Adolfo Villegas