Contabilidad Electrónica del SAT presenta fallas: IMCP

Foto EE: Archivo

Al mes de junio el universo de contribuyentes inscritos en el Régimen de Incorporación Fiscal asciende a 4 millones 833,509 unidades económicas.

Luis González Ortega, presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), informó que a junio del 2014, los nuevos contribuyentes inscritos en el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) ascienden a 643,791, por lo que, al considerar las unidades económicas que tributaban bajo el Régimen de Pequeños Contribuyentes, suman 4 millones 833,509 contribuyentes en el nuevo esquema.

En conferencia de prensa, al hacer un corte de caja en las estadísticas del Servicio de Administración Tributaria (SAT), González Ortega acotó que —al 31 de mayo— el sistema Mis Cuentas del SAT reporta más de 6 millones 62,000 operaciones efectuadas. De ellas, cerca de 5 millones 370,000 corresponden a operaciones del RIF.

De lo que corresponde a las devoluciones para las personas físicas, reveló que al 4 de julio del 2014, se habían autorizado 
1 millón 182,150 devoluciones a un total de 1 millón 175,656 contribuyentes, cifra que corresponde a un monto de 10,385 millones de pesos, informó ante los medios González Ortega.

MÉXICO, SIN CAPACIDAD PARA CONTABILIDAD ELECTRÓNICA

Víctor Keller Kaplanska, presidente de la Comisión Representativa ante las Administraciones Generales de Fiscalización del SAT del IMCP, criticó el objetivo de la Contabilidad Electrónica, aseguró que el sistema arroja fallas que pueden traducirse en multas para los contribuyentes.

“El SAT percibe sus nuevas medidas de una forma muy diferente; su objetivo es la fiscalización y no la contabilización”, afirmó.

Como parte de la reforma hacendaria, el Código Fiscal de la Federación (CFF) establece como una obligación que los contribuyentes lleven a cabo su contabilidad en medios electrónicos.

Ante ello, el gremio de los contadores del país urgió al SAT a mejorar su plataforma tecnológica para facilitar su cumplimiento, ya que su sistema se “colapsa” en momentos clave.

Keller Kaplanska consideró que los pagadores de impuestos no tienen las herramientas tecnológicas ni la capacidad económica para cumplir con esta obligación.

“La contabilidad electrónica sigue arrojando pequeños grandes problemas para los contribuyentes; la autoridad Fiscal no puede pretender captar más recursos a través de multas por errores en su sistema”, dijo.

Acotó que el martes 15 de julio del 2014, el portal del SAT se cayó por el flujo de contribuyentes que pretendían presentar su dictamen fiscal; hoy casi 90,000 empresas deben cumplir con esta disposición y, derivado de las fallas, estimó que 1,500 compañías no pudieron hacerlo.

“El problema se puede agravar con la obligación de 6 millones 140,747 personas físicas y morales que deben entregarle al SAT su contabilidad por medios electrónicos”, destacó.

“No queremos una prórroga para el pago de impuestos, lo que queremos es más seguridad de la página del SAT”, agregó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Paulina Gómez / El Economista