Construirán el segundo corredor turístico en Puebla

Archivo/Eleconomista.mx

Invertirán más de 50 mdp con el objetivo de atraer más visitantes

Puebla, Pue. Los gobiernos estatal y municipal de Puebla invertirán más de 50 millones de pesos para construir el segundo corredor turístico que irá del parque conocido como Paseo Bravo a la Catedral.

El primer proyecto de su tipo realizado también en la angelópolis costó 370 millones de pesos, el cual enlaza a la zona de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe con el Centro Histórico, cuya obra consta de ciclopistas y se llevó a cabo la dignificación en imagen de edificios que se encuentran sobre la ruta.

De acuerdo con el edil Eduardo Rivera Pérez, será una inversión conjunta con la administración estatal, encabezada por Rafael Moreno Valle Rosas.

Impulso al turismo

Refirió que con el primer corredor, entregado antes de la realización del Tianguis Turístico en marzo pasado, se logró atraer más visitantes, lo que se reflejó en un crecimiento de 36% respecto del último cuatrimestre del 2013.

Los trabajos de la ruta Los Fuertes-Catedral iniciaron en los últimos tres meses del año pasado, que también implicó iluminar edificios históricos, como el Palacio Municipal, las iglesias de Nuestra Señora de Dolores y La Compañía, así como el Museo del Ferrocarril, la zona comercial de recuerdos El Parián y el Teatro Principal.

Falta licitación

En el caso de este segundo corredor, las autoridades no anunciaron a partir de cuándo se haría en primera instancia la licitación del proyecto y luego el arranque de obras, pero podría ser hasta después de las elecciones locales, que se celebrarán el 7 de julio próximo.

De acuerdo con algunos datos que el propio Rivera Pérez dio a conocer en abril pasado, la nueva ruta implicará remodelar fachadas de edificios históricos; sustituir cableado aéreo por subterráneo; continuar con la habilitación de ciclopistas; cambiar luminarias; dignificar parques públicos y monumentos.

El proyecto comprende calles como la 16 de Septiembre, 11 sur-poniente y avenida Reforma, las cuales desembocan en la zona del Centro Histórico.

Las inversiones realizadas por ambas administraciones han sido bajo el esquema peso a peso.

[email protected]

CRÉDITO: 
Miguel Hernández, El Economista