Evita el robo y la clonación de tus tarjetas

Foto: Cortesía

Este delito se disparó cerca de 30% en los últimos 24 meses.

Durante el 2010, el robo y la clonación de tarjetas de crédito y débito representó en México pérdidas por 700 millones de pesos, según datos del Banco de México.

Por ello, CPP, una empresa especializada en productos y servicios de asistencia y protección de tarjetas de crédito, dio a conocer 10 pasos para evitar ser víctima de estos delitos.

En un estudio elaborado por la firma, 16% de los mexicanos declaró que envía información confidencial por correo electrónico, como la clave y contraseña de sus tarjetas, lo que facilita la clonación de los plásticos.

Según datos divulgados por CCP, este delito se disparó cerca de 30% en los últimos 24 meses, lo que conlleva a pérdidas importantes de dinero.

Alfonso Flores, director general de CPP México, comentó: “Cada persona lleva en su cartera un promedio de tres tarjetas lo cual, trasladado a un uso fraudulento, podría suponer el hurto de alrededor de 130,000 pesos, por lo que proporcionamos a la ciudadanía una serie de puntos para evitar ser presa de este tipo de robo”.

Los 10 consejos para reducir el riesgo

  1. Asegúrese de que, al hacer compras, vuelva a guardar la tarjeta en su cartera después de realizar su pago.
  2. Tenga siempre cerca los objetos personales, especialmente en zonas comerciales y en medios de transporte.
  3. Recuerde, las aglomeraciones son propicias para el robo o la pérdida de las tarjetas. Procure evitarlas.
  4. Evite dejar a la vista su bolsa o cartera.
  5. Revise que los cajeros automáticos no tengan elementos que parezcan ajenos y ponga atención a la gente que se encuentre alrededor.
  6. Guarde en un lugar seguro y de fácil acceso los números de emergencia para que, en caso de robo o pérdida, pueda solicitar el bloqueo de las tarjetas a la brevedad.
  7. Nunca apunte el NIP, las contraseñas o los nombres de usuario junto a las tarjetas bancarias o cerca de ellas.
  8. Cuando tenga que teclear su NIP, cubra el teclado con su mano para evitar que otros lo vean.
  9. Verifique los comprobantes del banco al llegar a su casa.
  10. Asegúrese de que todos los meses recibe el estado de cuenta de sus tarjetas, así podrá llevar un monitoreo de sus movimientos y cargos.
CRÉDITO: 
Redacción El Economista