Confianza del consumidor mejora a niveles precrisis

Foto: Cortesía

Compradores anticipan incertidumbre temporal por el tipo de cambio

La confianza de los consumidores mexicanos se recuperó en mayo y alcanzó niveles no vistos en más de cuatro años, poco antes de que estallara la crisis financiera del 2008.

El índice de confianza del consumidor, ajustado por estacionalidad, se ubicó en mayo pasado en 97 puntos, su mejor lectura desde abril del 2008, cuando alcanzó 99.1 puntos, según informó ayer el INEGI. De acuerdo con el Instituto, el índice subió 0.23% respecto del mes previo.

"Destaca que continúa la mejora en la perspectiva acerca de la situación de los hogares y del país para los próximos meses”, según Samuel Moreno, analista económico de Invex. “La tendencia del indicador de confianza se mantiene a la alza, como resultado del buen desempeño de la demanda interna en los primeros meses del año”, agregó.

De acuerdo con cifras originales y sin ajustes de calendario o estacionalidad, el índice marcó un avance de 7.8% respecto de la lectura de mayo pasado, al ubicarse en 96.3 puntos.

El avance anual tuvo origen en el crecimiento de los cinco rubros que integran el índice, destacando el crecimiento de 23.3% del renglón que mide la posibilidad de adquirir bienes de consumo duradero.

"La mejora en los niveles de confianza de los consumidores y la firme expansión del crédito se ajustan bien a las perspectivas de crecimiento del consumo privado en próximos meses”, escribió Alberto Ramos de Goldman Sachs.

Además, la confianza del consumidor todavía tiene espacio para mejorar”, agregó el especialista.

Ello, pese a que durante mayo el peso se depreció frente al dólar poco más de 11% y tocó niveles de hasta 14.35 unidades por dólar al cierre del mes, no vistos desde marzo del 2009, derivado de la alta volatilidad que embarga a los mercados financieros globales ante la crisis y recesión en Europa.

"La situación de incertidumbre e inestabilidad es temporal y podría ser menor hacia finales de junio”, agregó Moreno. Será a finales de junio cuando habrá eventos relevantes en Europa (elecciones en Grecia y cumbre europea) que podrían disminuir la aversión al riesgo y restar presiones al tipo de cambio.

Hacia la segunda mitad del año, los especialistas esperan que sea un mejor momento para la economía global. En la última encuesta a especialistas privados de Banco de México (Banxico), la estimación del PIB en el país fue revisada a la alza de 3.62 a 3.72%, mientras que el de Estados Unidos fue revisado de 2.27 a 2.3 por ciento.

CRÉDITO: 
Ana Valle, El Economista