DF, Sinaloa y Tlaxcala, con retos en competitividad

Archivo/Eleconomista.mx

Los gobernadores y el Mandatario capitalino reconocen rezagos en la materia

El jefe de gobierno del DF y los gobernadores de Sinaloa y Tlaxcala expusieron la situación de sus entidades en materia de competitividad durante la doceava Convención Nacional de la American Chamber Mexico (AmCham), al tiempo que se comprometieron a facilitar la gestión pública para la recepción de inversiones.

Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno capitalino, aceptó que la ciudad no ha explotado todo su potencial competitivo, mientras que Monterrey le lleva la delantera.

Con este reto a cuestas, compartió que en la ciudad se está trabajando en cuatro etapas en materia de competitividad: identificación de vocaciones económicas, seguridad jurídica, eficacia de gobierno y seguridad pública.

Sobre este último punto, aseguró que los recientes brotes de violencia en el DF no afectan de ninguna forma su competitividad; sino que al contrario, con el reforzamiento de las medidas de prevención y combate, se facilita la atracción de inversiones al DF.

Sinaloa

Por su parte, Mario López Valdez, gobernador de Sinaloa, indicó que el proyecto para el gasoducto de la región norte, cuya licitación se estaría haciendo pública posiblemente en noviembre próximo para inaugurarse en el 2015, potenciará de manera sustancial la competitividad y permitirá diversificar la economía local, al pasar de una fundamentada en el campo a una más industrializada.

El también presidente de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) concedió que Sinaloa es el estado menos competitivo del norte del país, según el Imco, situación que cambiará radicalmente con el proyecto, el cual aportará gas barato desde el sur de EU al estado.

Tlaxcala

Mariano González, gobernador de Tlaxcala, aseguró que recibió un estado “olvidado” en materia de competitividad, por lo que Tlaxcala está generando apenas las condiciones de desarrollo integral para retomar un crecimiento acelerado. Particularmente en la generación de empleos y el desarrollo logístico agrícola y turístico, en un estado “pujante que va en ascenso”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Erick Ramírez, El Economista