En comercio y servicios, 78% de las startups en México: GEM

Siete de cada 10 emprendimientos en México están orientados a las actividades de comercio y servicios. Foto EE: Francisco Peña

En México, siete de cada 10 emprendimientos están orientados a las actividades de comercio y servicios, en sintonía con lo que sucede en economías basadas en la innovación, donde la mitad de los emprendedores inicia una empresa en Tecnologías de Información y comunicaciones (TIC), finanzas, salud y educación, mientras que en aquellas basadas en recursos operan negocios de mayoreo y menudeo.

Lo anterior se desprende del reporte anual 2015/16 del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), que es auspiciado por Babson College, Universidad del Desarrollo, Universiti Tun Abdul Razak y el Tecnológico de Monterrey, y cuyo fin es medir el nivel de la actividad emprendedora en el mundo, analizar su relación con el desarrollo económico y los factores que generan diferencias entre los países, para ayudar al diseño de políticas públicas.

De acuerdo con el estudio dado a conocer hace unos días en Boston, Massachusetts, 60% de los adultos del mundo ven al emprendimiento como una carrera deseable, y más de la mitad de la población en edad para laboral cree poseer la habilidad para iniciar un negocio.

Destaca que 78% de los emprendedores de economías basadas en innovación, es decir que se fundamentan en alta tecnología, inician una empresa por oportunidad, contrario al 69% de aquellos que están en países cuyas economías están basadas en recursos naturales y eficiencia (manufactura). En el caso de México, 79% de los nuevos negocios están motivados por la oportunidad.

Por otro lado, 21% de los adultos de los 60 países analizados en 2015 tiene intención de iniciar un negocio en los próximos tres años En México, ese porcentaje se reduce a 19% mientras que 49% ve al emprendimiento como una opción de carrera deseable, lo que ubica al país en el sitio 46 de 60 naciones sobre la deseabilidad para emprender.

"Los niveles de emprendimiento en México han estado consistentemente a la alza, llegando a 1 de cada 5 adultos en 2015, con una mayor participación tanto de jóvenes como de mujeres, motivados por una expectativa de oportunidad y mejora, sin embargo es necesario distinguir entre la cantidad y la calidad de los emprendimientos ya que por lo general son negocios de poco valor agregado que no hacen uso de tecnología o se encuentran en sectores tradicionales, " expresa Elvira Naranjo, investigadora del GEM en México por parte del Tecnológico de Monterey.

El reporte también revela que 1 de cada 5 emprendedores dará empleo a seis personas o más. En nuestro país el porcentaje es de 10%, mientras que en Estados Unidos alcanza niveles de 32 por ciento.

La actividad emprendedora se realiza principalmente en individuos entre 25 y 34 años, donde uno de cada tres nuevos negocios son abiertos por jóvenes. En las economías basadas en recursos, la TEA (tasa de actividad emprendedora) es más alta entre mujeres, con 20 por ciento. En nuestro país, 23% de los hombres están involucrados en un emprendimiento, contra 19% de mujeres; la tasa global es de 21%, la más alta en los últimos años.

"Nunca había sido tan importante entender qué inhibe y qué alienta el emprendimiento, considerando la gran cantidad de economías en dificultades –en especial aquellas en países en desarrollo- y en las el desempleo está en aumento," citó Mike Herrington, autor del Reporte 2015 y también Director Ejecutivo del GEM. "El Monitor Global de Emprendimiento nos permite tener una perspectiva muy rica de la actividad emprendedora, y conocer las prácticas que facilitan y promueven desarrollo de las empresas que están iniciando."

El GEM es realizado por décimo séptimo año consecutivo. Para la edición 2015 se incluyeron datos de 60 países para la Encuesta a Población Adulta y 62 economías en la Encuesta Nacional a Expertos. El objetivo del reporte es informar a legisladores, académicos, educadores y profesionales sobre la naturaleza multidimensional del emprendimiento en el mundo, generando conocimiento, creando conciencia y orientando decisiones que pueden llevar a condiciones que permitan prosperar a los emprendedores.

México ha participado en este estudio a través del Tecnológico de Monterrey desde el año 2001; además -a partir del 2013- es uno de los cuatro auspiciadores globales de esta organización. El lanzamiento del reporte 2014 se llevó a cabo en febrero del 2105 en Monterey, México.

El ciclo 2015 del GEM en México representó un avance en cuanto a la incorporación de estudios regionales específicos en los estados de Jalisco, Guanajuato, Puebla, Querétaro y San Luis Potosí, desarrollados por investigadores de los campus del Tecnológico de Monterrey en dichas regiones. Este ejercicio implicó la realización de más de 4 mil encuestas y entrevistas a más de 200 expertos en todo el país. Tanto el Reporte Nacional de México 2015 del GEM, así como los reportes regionales mencionados serán lanzados y publicados durante la primera mitad del año.

Otros datos:

  • 42% de los adultos en edad laboral en el mundo percibe buenas oportunidades en su entorno para iniciar un negocio.
  • 45% de los adultos en México ven buenas oportunidades para iniciar un negocio en los próximos seis meses.
  • Globalmente, sólo un tercio de quienes ven oportunidades se sienten condicionados por el miedo al fracaso.
  • La tasa de miedo al fracaso en México es de 36%.
  • Más de la mitad de la población global económicamente activa, sienten que tienen la habilidad de iniciar un negocio.
  • En México es el 46% de los adultos que consideran poseer los conocimientos y habilidades necesarias para iniciar un negocio.
  • 21% de las personas adultas en las 60 economías estudiadas pretenden iniciar un negocio en los próximos tres años.
  • En México el 19% de la población espera iniciar un negocio en este mismo periodo de tiempo.
  • La Tasa promedio de la Actividad Emprendedora Temprana (TEA) tiende a ser más alta en las economías basadas en recursos, disminuyendo en forma correspondiente con los niveles más altos de desarrollo económico (21% para las economías basadas en recursos, 15% para las economías basadas en eficiencia, y 8% en las economías basadas en innovación).
  • En México se logra en 2015 la tasa más alta registrada históricamente, con 21% de la población adulta involucrada en una Actividad Emprendedora Temprana (TEA).
  • El porcentaje de empresas establecidas es también más alto en el grupo de las economías basadas en recursos (13% en economías basadas en recursos, el 8% en economías basadas en eficiencia, y el 7% en economías basadas en innovación).
  • La tasa de emprendedores establecidos en México en el 2015 llegó a 6.9% (en 2014 fue de 4.5%.)
  • En Senegal y Ecuador, se registran altas tasas tanto en la Actividad Emprendedora Temprana (TEA) así como de emprendedores establecidos; más de un tercio de la población está iniciando o administrado un nuevo negocio, y más de una sexta parte está administrando un negocio maduro.
  • La Actividad Emprendedora de los Empleados (AEE) es más alta en las economías basadas en innovación (1% en las economías basadas en recursos, 2% para las economías basadas en eficiencia, y 5% para las economías basadas en innovación). Noruega, Australia y el Reino Unido registran las tasas más altas de la AEE con el 8% o más de su población adulta. En México es el 1.2%.
  • El porcentaje de personas que dejaron un negocio es más alta en las economías basadas en recursos (8% para éstas, 5% en economías basadas en eficiencia, y 3% en economías basadas en innovación).
  • La tasa en México de personas que dejaron de operar un negocio fue de 4.9%, de éstas, uno de cada tres lo hizo porque el negocio no era rentable y el 15% argumentó problemas con el financiamiento.
  • La falta de ganancias o financiamiento explican la mitad o más de la mitad del abandono de empresas en economías basadas en recursos y eficiencia.
  • El grupo de economías basadas en innovación muestra proporciones iguales de abandono debido a la falta de rentabilidad del negocio comparado a las otras dos etapas de desarrollo.
  • Tanto las economías basadas en eficiencia como las basadas en innovación, muestran una proporción para el cierre de empresas debido a la burocracia de cuatro veces más en comparación con el grupo de las economías basadas en recursos.
  • La mayoría de los emprendedores en todo el mundo están motivados por oportunidad y no por necesidad.
  • Las economías basadas en innovación muestran la mayor proporción de emprendedores motivados por oportunidad con un 78%.
  • En las economías basadas en recursos y eficiencia, el 69% indicó que eligieron perseguir una oportunidad basándose en sus motivaciones emprendedoras.
  • Una parte de los emprendedores motivados por oportunidades busca mejorar su situación económica, ya sea a través de una mayor independencia o a través de mejores ingresos. El GEM se refiere a éstos como Emprendedores Impulsados por Oportunidad de Mejora (IDO).
  • El GEM revela que en las economías basadas en recursos existen en promedio 1.5 veces más emprendedores impulsados por la oportunidad de mejora que los impulsados por necesidad. En las economías basadas en eficiencia esta proporción se eleva a dos veces.
  • 36% de los que inician un negocio en México lo hace para aumentar sus ingresos; el 21% para tener más independencia; el 23% por un motivo mixto de oportunidad y necesidad; y el 20% lo hace únicamente por necesidad y mantener su ingreso.
  • Las economías basadas en recursos poseen la tasa promedio más alta de TEA en las mujeres con el 20%, y también la tasa más alta en proporción con los hombres. Sin embargo, entre dichos emprendimientos, las mujeres son casi un tercio más propensas a iniciar un negocio por necesidad que los hombres.
  • El 19% de las mujeres adultas en México están llevando a cabo una actividad de emprendimiento. Por cada 10 hombres que inician un negocio 8.3 mujeres también lo hacen.
  • En seis economías, las mujeres muestran índices de emprendimiento iguales o mayores que los hombres (Vietnam, Filipinas, Tailandia, Malasia, Perú, e Indonesia).
  • De 45 economías que han participado entre el 2013 y el 2015 en estudios del GEM, muchas de ellas han mostrado año tras año incremento tanto en la proporción de emprendimiento en mujeres y hombres, así como en la motivación de emprendimiento por oportunidad de mujeres y hombres, acercándose estas economías a una igualdad de género. Entre ellas se encuentran dos países europeos (Luxemburgo y Grecia), y tres de América Latina y el Caribe (Ecuador, Colombia y Panamá).
  • El comportamiento general de la edad para emprender muestra las tasas más altas entre los 25 y 44 años de edad, personas en el inicio y mitad de su etapa productiva. En México el mayor porcentaje de participación en actividad emprendedora se da en el rango de edad de 25 a 34 años con 33% de los emprendimientos, le sigue el grupo de 35 a 44 años con el 24%. Resalta de manera importante que el 19% son jóvenes de entre 18 y 24 años.
  • Casi la mitad o más de la mitad de los emprendedores pertenecientes a los grupos de economías basadas en recursos y eficiencia, operan negocios de mayoreo y menudeo.
  • Casi la mitad de los emprendedores en economías basadas en innovación iniciaron negocios en las áreas de tecnologías de información y comunicaciones, finanzas, salud, educación y otros servicios industriales.
  • En México el 78% de las actividades de emprendimiento están orientados a actividades de comercio y servicios.
  • La frecuencia promedio de emprendedores orientados a un crecimiento de mediano a alto (esperando emplear seis o más personas) es similar en todos los niveles de desarrollo económico (18% para las economías basadas en recursos, 21% en economías basadas en eficiencia, y 20 por ciento para las economías basadas en innovación).
  • El 32% de los emprendedores en los Estados Unidos tienen altas ambiciones de crear oportunidades de trabajo en comparación con el 20%, de otras economías basadas en innovación.
  • Las tasas más elevadas de emprendedores de mediano a alto crecimiento se pueden encontrar en las economías basadas en eficiencia en América Latina y el Caribe (Colombia y Chile), Asia y Oceanía (Taiwán, China y Kazajstán), África (Túnez), y Europa (Rumania e Irlanda). En México el 10% de los emprendedores en etapa temprana espera crear más de 6 empleos, y el 6% espera crear más de 10 empleos y un crecimiento de más de 50% en los siguientes 5 años.
  • Los niveles promedio de innovación aumentan con el nivel de desarrollo de las economías (21% para las economías basadas en recursos, 24% en economía basadas en eficiencia, y 31% para las economías basadas en innovación).
  • Desde una perspectiva regional, los niveles de innovación son más altos en Norteamérica.
  • Dentro de las distintas economías, los niveles más altos se pueden encontrar en Chile y la India, donde más de la mitad de los emprendedores declara tener productos y servicios innovadores.
  • En México solamente el 3% de los emprendimientos nuevos y el 1% de los establecidos se desempeñan en sectores de tecnología. En cuanto al uso de tecnologías, son el 2.6% de los nuevos negocios y el 10% de las empresas establecidas las que cuentan con tecnología más reciente.
  • Las economías con desarrollo basado en innovación revelan el nivel promedio más alto de internacionalización (6% para las economías basadas en recursos, 13% para las economías basadas en eficiencia, y 20% para las economías basadas en innovación).
  • Panamá y cuatro economías europeas (Luxemburgo, Suiza, Croacia y Eslovenia) poseen en forma individual más de un tercio de emprendedores con ventas internacionales considerables.
  • Canadá también muestra una alta tasa de internacionalización, aumentando el promedio de Norteamérica.
  • Los niveles de internacionalización de las empresas nuevas en México son muy bajos, el 86% no obtiene ingresos fuera del mercado nacional, y el 13% recibe menos del 25% de sus ingresos del exterior.

contacto@elempresario.mx

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario