Combaten rezago habitacional en Campeche

Foto: Cortesía

Convives, impulsa el esquema de autoproducción de vivienda asistida

Campeche, Camp.- En Calakmul, centro urbano de la entidad, se logró lo impensable. Una de las comunidades más pobres del país está dando el ejemplo en lo que es la Autoproducción de Vivienda Asistida (AVA), aseguró Francesco Piazzesi, presidente entrante del Consejo Nacional de la Vivienda Verde Sustentable (Convives).

El también Director General de Échale a tu casa, un programa de franquicia social que facilita la autoconstrucción de vivienda, destacó lo que puede lograrse en combate al déficit y rezago habitacionales si se trabaja en alianza, sin que tenga que sacrificarse la utilidad que persigue cualquier empresa.

En ese municipio del sureste campechano, 1,500 viviendas se han construido y otras 3,000 mejorado a través de la AVA. Esto se logró con la línea de crédito para la autoproducción de vivienda asistida sin garantía por parte de la SHF, y con recursos del Fondo Nacional de Garantías para la Vivienda Rural.

Francisco Piazzesi, Emprendedor Social 2011 por el Foro Económico Mundial, recordó que hace seis años varios actores del sector se plantearon esta idea. “Fue en un desayuno entre los grandes precursores de lo que es la Autoproducción de Vivienda Asistida que nos preguntamos cómo podemos hacer para darle una línea de crédito a los no atendidos. Y Javier Gavito (director de la SHF) logró abrir un espacio para lo que hoy es la línea de crédito. Suena como un sueño y hoy es una realidad”, dijo.

Esquema sostenible

Convives, que nació en el 2009 y aglutina a empresas mexicanas del sector de la construcción, se ha dedicado estos años a impulsar esquemas de autoproducción de vivienda asistida y a dinamizar el apoyo en situación de emergencia y desastres naturales.

Lo logrado en Calakmul ha permitido detonar, junto con la comunidad y autoridades, proyectos en otros municipios de Campeche así como en Aguascalientes, San Luis Potosí, Chihuahua, Durango, Nuevo León, Tabasco, Veracruz y Oaxaca.

El también finalista del Premio Visionaris, que otorgan el banco suizo UBS y la organización Ashoka y cuyo resultado se conocerá en noviembre próximo, admitió entrevistado por El Economista que el reto en vivienda es mayúsculo, “por lo que no puede ser con filantropía ni con asistencialismo como se resuelva, sino con esquemas sostenibles consolidados en pos de la gente más necesitada”.

CRÉDITO: 
Alejandra Aguilar, El Economista