Coaching, vital para transformar líderes

Foto: Shutterstock

La vida de Roger Federer está regida por el consejo que recibió de su padre: “Si te conviertes en un tenista profesional, sólo tienes que asegurarte de estar entre los 100 primeros, porque deberás hacer algo de dinero. Debe alcanzarte para vivir, para que puedas pagar tu coaching y tus viajes”.

El artículo publicado por el sitio especializado Portal Coaching, inicia así la vida de uno de los líderes del deporte mundial para quienes el entrenamiento de expertos es esencial para mejorar su desempeño.

“Cada año aumenta la demanda, misma que cae en la confusión debido a la utilización de ‘coach’ como sinónimo de ‘asesor’. Quizá aquí se detecta que el coaching es vital en la transformación de líderes que buscan crecer día con día”.

El coaching, indica el artículo, tiene su origen en los años 1500 cuando se comenzó a redactar al definición de coach como persona que facilita el proceso: coche, palabra francesa que alude al “carruaje” como aquello que transporta a un individuo para llegar a una meta; el “coachee” es la persona objeto del coaching.

Por lo tanto, coach es la acción de transportar y, en la actualidad, ésa sería la definición exacta del coaching: conducir a alguien desde su ubicación actual hasta dónde quiere llegar. El coach genera un diálogo socrático con el coachee para que éste encuentre soluciones y respuestas por sí mismo, aunque esto no se cumplirá siempre. El coachee requerirá de la introspección para acomodar el proceso a sus tiempos, indica el artículo.

"El coaching es una forma suave de despertar la conciencia sobre los desequilibrios existentes y de ayudar a que la persona encuentre un camino hacia delante; que resulte provechoso para su trabajo y su función en la sociedad”, agrega.

Planeta Coaching, que brinda contenido gratuito sobre coaching, así como asesoría y otros productos con pago en línea, indica que desde un equipo de futbol hasta un deportista que se desempeña solo en su profesión, el coaching aparece como factor de la estructura que lo diferencia en los objetivos que alcanza, con base en un estilo de gestión que se apoya en la comunicación, el diálogo y el autoconocimiento; antes que ser una simple herramienta.

“La transformación del liderazgo radica en encarar al coaching de manera horizontal y directa, así como lo aplican las empresas que desechan las formas “verticalistas” para alcanzar horizontes y metas”, abunda.

El éxito del coaching en los empleados se reflejará como una cultura que forma líderes; aquellos que aprendan por sí solos a aprender, líderes que trabajen en su propia evolución regidos por la humildad, sin dejar de lado el reto de asumir los desafíos de su entorno cambiante.

apr

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario