CNTE, desastre económico que persigue a mipymes

Foto EE: Hugo Salazar

Cada año, fenómenos naturales, como los huracanes, generan cuantiosas pérdidas económicas al país. En el 2013, “Manuel” e “Ingrid” ocasionaron daños por 75,000 millones de pesos, principalmente en Guerrero; un año después “Odile” provocó pérdidas por 12,000 millones en Baja California Sur y en 2015, los daños de “Patricia” fueron estimados en 2,500 millones tan sólo en Michoacán.

Pero, el daño económico causado por las marchas y plantones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Chiapas, Oaxaca, Michoacán y Ciudad de México, amenaza con superar cualquier comparación. Hasta julio, la pérdida para las empresas fue estimada en 10,000 millones de pesos.


"Ahuyentaron al turismo”

Oaxaca ha sido escenario de marchas y plantones magisteriales desde el 2006. Los 12 meses que duró el plantón en el centro de ese estado generó pérdidas económicas a las empresas por 4,000 a 5,000 millones de pesos. Diez años después y con 92 días de protestas permanentes éstas rebasan los 4,000 millones de pesos, asegura la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur) del estado.

Su presidente, Jaime Zorrilla de San Martín asegura que 10% de las 1,600 empresas del primer cuadro, en su mayoría micro y pequeños negocios, han dejado de operar. Las que todavía luchan por subsistir han resentido caídas de 50% en sus ventas, agrega Benjamín Hernández Gutiérrez, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) de Oaxaca.

Este año, la celebración de la Guelaguetza apenas dio para ocupar 30% de los cuartos de hotel disponibles, lejos del 95% que se registra en otros años. “Las imágenes en las que se muestran los bloqueos y los enfrentamientos están ahuyentando el turismo de Oaxaca”, refiere el líder empresarial.

En Chiapas, “las vacaciones de verano pasaron inadvertidas”, afirma Oscar Corzo Tovilla, presidente de la Canaco Tuxtla Gutiérrez.

En el primer cuadro, “hay 435 empresas que nos reportaron pérdidas de entre 90 y 100 por ciento. Desafortunadamente, 20% no tendrá la oportunidad de recuperarse”, sentencia Corzo Tovilla. En ese lugar, la cámara empresarial calcula que hasta en un millón de pesos al día las pérdidas.

En Michoacán, el colapso económico rebasa los 45 millones de pesos. En ese estado, empresas logísticas, como Maersk y Kansas, sufrieron más de 120 horas de bloqueos, mientras que, en Morelia, la capital, el campamento de la CNTE a un costo de la catedral ha provocado el cierre de más de 10% de los 300 negocios que ahí se encuentran.

En la Ciudad de México, Ada Irma Cruz, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope), calcula que las afectaciones por las marchas son por 400 millones de pesos en ventas no realizadas, lo que se traduce en 30,000 empleos perdidos.

Apoyo del gobierno, una burla

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, anunció en Oaxaca apoyos por 100 millones de pesos para reactivar la economía. Los créditos a las mipymes (micro, pequeña y mediana empresa) irán de 10,00 a 20,000 pesos y los financiamientos serán hasta por 2 millones de pesos.

El ofrecimiento de ayuda para los empresarios afectados no es nuevo, y tampoco suficiente. Erasmo Medina, presidente del Consejo de Administración de Transportes Urbanos y Suburbanos de Guelatao (TUSUG), recuerda que, en el 2006 durante el conflicto con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), esa empresa perdió más de 300 millones de pesos, por la quema de 55 autobuses. Asegura que nunca vio un solo peso del gobierno.

“Esta vez nos quemaron cuatro autobuses. Uno de ellos era nuevo y costó más de un millón de pesos”, menciona el empresario, quien afirma desconocer el nuevo apoyo del gobierno federal: “A nosotros, nadie nos ha informado”. Estima los nuevos daños en tres millones de pesos.

Las cámaras empresariales de Oaxaca y Chiapas califican de “burla” el monto propuesto por la federación. “Ese dinero puede servir para pagar la luz o el agua, pero nada más”, sostiene Oscar Corzo, presidente de la Canaco de Tuxtla Gutiérrez.

Es clara la ignorancia en la que vive el señor secretario, no conoce el problema económico del estado, ni las afectaciones que traen las movilizaciones. Nos parece una burla”, indica Jaime Zorrilla, presidente de la Canaco-Servytur en Oaxaca.

Benjamín Hernández, líder de la Coparmex local, expone: “tal parece que el gobierno avienta cifras para ver en qué momento estamos conformes”.

Propuestas

“A nosotros ya nos llegó el límite”, sentencia Oscar Corzo Tovilla, sin embargo, al igual que otros líderes empresariales, asegura que no dejarán de expresar su inconformidad.

En Oaxaca, donde la Coparmex interpuso una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que se restablezca el estado de derecho y que se aplique la ley, proponen declarar al estado como zona de desastre económico para acceder a programas y fondos que permitan salir del “bache” más rápido.

En Chiapas, los empresarios analizan presentar en ceros su declaración de impuestos. Oscar Corzo asevera que hay empresas que ya lo están haciendo: “¿Qué van a declarar si no tienen ventas?”, se cuestiona el empresario, quien anuncia que el día de hoy los 225 representantes de la Canaco se reunirán con Enrique Solana, el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio Servicios y Turismo de México para asumir una postura definitiva.

[email protected]

CRÉDITO: 
Zyanya López / El Empresario